Silvia Coto.22 marzo
El juicio inició desde el pasado 7 de febrero. Foto: Rafael Pacheco
El juicio inició desde el pasado 7 de febrero. Foto: Rafael Pacheco

Dos hombres de apellidos Núñez y Herra pasarán en el tabo los próximos 15 años, mientras que otro apellidado Araya deberá permanecer 13 años encerrado por acabar con la vida de un ciclista en Turrialba.

El Tribunal Penal del cantón azucarero dictó la sentencia, tras comprobar que ellos fueron los responsables de acabar con la vida de Luis Francisco Brizuela Agüero, de 30 años, el 27 de setiembre del 2018.

Ese día, Brizuela andaba en su bicicleta por el barrio Alto Cruz en Turrialba y mientras se disponía a pasar por el puente de hamaca que comunica a esta comunidad con barrio La Cecilia, los sentenciados lo detuvieron y empezaron a forcejear con él.

Herra golpeó Brizuela en el estómago, mientras que Núñez se fue a su carro para sacar un bate de béisbol para golpearlo.

Brizuela logró escapar y se escondió en un lugar cercano, pero los agresores, según se informó, ingresaron a una bodega de la cual sacaron un arma para empezar a buscar al hombre por los alrededores.

Desafortunadamente para Brizuela, los sujetos lo encontraron y uno de ellos le disparó en el pecho. El hombre fue llevado al Hospital William Allen, en Turrialba, pero falleció.

Horas después, la Fuerza Pública logró detener a los criminales gracias a las descripciones de los testigos.

Al parecer, una deuda entre los sujetos y Bizuela fue la causa del asesinato.

Brizuela era padre de dos hijos y vivía en Turrialba.