Por: Adrían Galeano Calvo.   15 mayo
Justicia no dio a conocer las identidades de los beneficiados. Foto: Justicia

Cuatro reos que pueden enfermarse gravemente si se contagian de COVID-19, porque tienen factores de riesgo, serán los primeros en salir de la cárcel para regresar a sus hogares, pues ahora pasarán a un régimen semiinstitucional.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Justicia y Paz este viernes 15 de mayo, explicando que el Instituto Nacional de Criminología (INC) analizó los casos, de forma extraordinaria, y aprobó el traslado de los privados de libertad, cuyas identidades no fueron dadas a conocer.

“Todo el trabajo institucional y del país alrededor de esta pandemia ha generado una afluencia de valoraciones desde los centros penales y de las unidades de atención. Esto ha generado un número importante de valoraciones técnicas que el Instituto Nacional de Criminología viene considerando”, dijo la directora del INC, Jenny Umaña.

Casos analizados

Estas serán las primeras salidas desde que a mediados de abril tres Juzgados de Ejecución de la Pena le ordenaron al Ministerio de Justicia hacer un análisis para sacar de las cárceles a los reos más vulnerables ante el COVID-19, y así evitar un contagio masivo.

“De los 31 casos que los centros penitenciarios remitieron la semana anterior al INC, el instituto analizó esta semana 24 y dio luz verde a 4. Un caso fue remitido al Juzgado de Ejecución de la Pena para que se pronuncie”, informó Justicia.

El Ministerio de Justicia ha tomado varias acciones para evitar un contagio masivo. Foto: Justicia

Como ya se había dado a conocer, estos privados de libertad permanecerán en sus casas por tres meses, siempre y cuando cumplan con sus planes de atención y no se jalen en una torta, en ese caso serían devueltos de inmediato al tabo.

Confidencial

La Teja consultó cuáles eran los factores de riesgo que presentaban los cuatro reos beneficiados; sin embargo, la oficina de prensa del Ministerio de Justicia explicó: “Existe confidencialidad en relación con datos relativos a la salud de la población privada de libertad”.

También se preguntó de cuáles centros penales iban a salir y a partir de cuándo se hacía efectivo el traslado, pero la oficina de prensa respondió que de momento no contaba con esa información.

Anteriormente, Fiorella Salazar, ministra de Justicia, explicó que para aprobar estas salidas no solo se toma en cuenta la condición de salud del reo, pues el INC también realiza un análisis técnico para ver si los privados de libertad cumplen con todo el plan de trabajo y no representan un peligro para sí mismos ni para la sociedad.

Hasta el momento el Ministerio de Justicia no ha dado a conocer un estimado de cuántos reos saldrían de las cárceles por la pandemia.