Silvia Coto.21 junio
Al sentenciado le decomisaron más de 300 videos de la niña. Foto: Alonso Tenorio
Al sentenciado le decomisaron más de 300 videos de la niña. Foto: Alonso Tenorio

Los papás de la niña de 11 años que fue violada por un hombre que fue condenado a 497 años de cárcel por el Tribunal de Juicio de Desamparados pidieron que el PANI les devuelva a su hija y también al hermano de ella que ahora tiene 15 años; sin embargo, esa decisión está en manos de un juez de niñez.

Ambos niños fueron quitados a sus padres desde hace dos años, cuando la Interpol alertó que los vídeos de la niña fueron subidos a Internet por el violador, fue cuando se descubrió que Jason Rojas Retana que se había ganado la confianza de los padres y vivía con ellos, la había violado y abusado muchas veces entre 2012 y 2017.

Los jueces lo condenaron por 38 delitos a 497 años, el hermano de Jason, Rafael, fue condenado a 19 años por violar a la niña.

A la mamá la habían acusado por los delitos de violación en modalidad de cómplice, incumplimiento a la patria potestad y corrupción de menores, pero fue absuelta por duda.

“Queremos tener a nuestros hijos a nuestro lado para poder volver a unir a nuestra familia”, dijo el papá de la menor.

El PANI dijo por medio de la oficina de prensa que ellos tienen a los hermanitos desde hace dos años en custodia y que un juez del Juzgado de Niñez y Adolescencia es quien debe pronunciarse.

Los menores ya estuvieron con un familiar, pero regresaron a manos del PANI, quienes solicitaron un proceso especial de protección para que se declare a los niños en abandono; sin embargo, se está en espera de la resolución del juez.

Los hermanitos, sobre todo la niña, han tenido que recibir extremas terapias psicológicas para ir superando lo vivido.

Le consultamos a la psicóloga María Ester Flores algunas recomendaciones para evitar dentro y fuera del hogar que más niños se conviertan en víctimas de abuso o violación.

Pese a la condena los niños no serán devueltos a sus padres, esa decisión está en manos de otro juzgado. Foto de Jorge Castillo
Pese a la condena los niños no serán devueltos a sus padres, esa decisión está en manos de otro juzgado. Foto de Jorge Castillo

–¿Cómo podemos los papás prevenir una situación de abuso o violación en contra de los hijos?

Lo primero que te puedo decir es tener siempre los hijos a la vista, como padres debemos desconfiar de todo mundo, yo hasta desconfió de los padres separados porque le da los niños a cuidar a los abuelos o otros familiares. Entonces es importante conocer la rutina de lo que van a hacer los niños con los familiares cuando uno como mamá no los está viendo.

–¿Cómo podemos preparar a los niños para que nos digan si alguien los está tocando?

–Primero es importante decirle a los niños que no existen los secretos, porque a veces el cuidador le dice: ‘te voy a contar un secreto’, en estas edades eso no se vale, ellos deben de contarnos todo.

Es importante desde que nacen enseñarles los nombres correctos de las partes del cuerpo, como padres enseñarles sin ninguna malicia. Eso nos va permitir que ellos después nos digan, por ejemplo, el payasito me tocó la vagina.

Hay que explicarles que las partes íntimas son las que tapa el traje de baño, se les pueden dibujar siluetas y que ellos les pongan el traje de baño, se les dice que nadie debe jugar con esas partes intimas, solo mamá o papá si hay que limpiarle el culito porque fue al baño o el doctor porque está enfermo y tenía que revisarlo, nadie más. Esto le va permitir sobre todo a los papás que dejan a sus hijos al cuido de alguien poner límites porque el cuidador va saber que el niño por más pequeñito sabe sobre los límites sexuales.

2 años tienen los hermanitos en el Pani

–¿Qué señales podemos ver en los niños?

–La más mínima reacción de un niño ante un adulto puede alertarnos de que lo está violando, algunos signos son que el niño diga no me quiero quedar con.... La manera como mira a una persona, el niño se aferra a su mamá y llora y llora, lo vemos que tiene llanto inesperado de pronto, tiene negativas para ir a la escuela o para comer, si el abuso es dentro de la casa, puede que el niño antes dormía solo y ahora siempre quiere dormir con algún adulto.

En la escuela es donde más se nota, llora, está angustiado, no quiere estudiar, se aísla, no quiere jugar, cambia de actitud y está llamando la atención de manera silenciosa para que algún adulto lo auxilie. Muchas maestras se han convertido en los ángeles de sus alumnos.

Ante sospechas hay que revisarles la ropita interior si hay sangre o fluidos, si les duele tocarse sus partes intimas al bañarse.

La niña fue abusada desde el 2012 hasta el 2017.Fotografía: JOHN DURAN
La niña fue abusada desde el 2012 hasta el 2017.Fotografía: JOHN DURAN

-¿Muchos niños son amenazados y no dicen lo que están viviendo, cómo hacer para que cuenten?

–Con mucha paciencia y amor mientras jugamos le preguntamos o le contamos que a otro niño le pasó para ver si logramos que nos diga, esto porque los niños abusados tienen el estigma de ¿por qué me pasó? ¿por qué me escogió?.

Les preguntamos abiertamente si alguien le está tocando sus partes intimas, incluso le decimos que si alguien lo está amenazando papá o mamá no va permitir que nadie le haga daño.

“Desde pequeños hay que enseñarles que nadie puede tocarles sus partes íntimas”, María Ester Flores, psicóloga.

-¿Uno puede saber que una persona es un posible abusador?

–Ni en el hogar, ni en la calle, es muy difícil de detectar a un abusador, el abusador es clandestino y siempre busca un momento débil del niño. Los pedófilos siempre tratan de ganarse la confianza.