Mario Cordero.27 febrero, 2018
Los jóvenes murieron ahogados en la catarata San Gabriel en Pérez Zeledón. fotos Mario Cordero
Los jóvenes murieron ahogados en la catarata San Gabriel en Pérez Zeledón. fotos Mario Cordero

La comunidad de Pejibaye, en Pérez Zeledón, se reunió este martes para darles el último adiós a los tres hermanos que murieron ahogados este sábado en la conocida catarata San Gabriel.

La iglesia de Las Mesas se hizo pequeñita para la gran cantidad de personas que llegaron a despedirse de Fabiana, de 22 años; Dayanna, de 16, y Jeremy, de 14. Muchos tuvieron que escuchar la misa desde afuera del templo.

Los tres ataúdes, cada uno con una foto y un hermoso arreglo de flores, fueron colocados al frente de la iglesia y muchos se acercaron para tocarlos por última vez.

Carlos Chacón, representante del colegio de Pejibaye, dijo que esta pérdida no solo ha golpeado a la familia de los jóvenes, también a toda la comunidad.

Fueron tantas las personas que llegaron al entierro que varios se quedaron fuera de la iglesia. Fotos Mario Cordero
Fueron tantas las personas que llegaron al entierro que varios se quedaron fuera de la iglesia. Fotos Mario Cordero

“Sinceramente estamos muy consternados todos los que tuvimos la oportunidad de compartir con ellos. Sabemos que fueron excelentes muchachos y toda la comunidad está muy dolida, así como la institución. No tenemos palabras para expresar el sentir por esta trágica situación”, dijo.

Dolor en las aulas

Andrea Chacón, orientadora del colegio de Pejibaye, dijo que en la institución se percibe la tristeza en los estudiantes. Muchos eran compañeros de Dayanna y de Jeremy, que estaban en noveno y octavo año respectivamente.

“Ayer (lunes) fue muy difícil llegar porque ya había chicos que estaban muy mal en las aulas, entonces lo que hicimos fue reunirlos en el gimnasio para hablar un poquito y hacer una oración para que vieran que la institución los está apoyando”, dijo.

Larry Cordero, un amigo cercano de la familia Barboza, agradeció todo el apoyo y la ayuda que han recibido, pero dijo que lo más duro para sus seres queridos viene ahora con la ausencia de los tres jóvenes.

Todo el pueblo de Pejibaye de Pérez Zeledón recuerda con mucho cariño a los tres hermanos. Foto Mario Cordero.
Todo el pueblo de Pejibaye de Pérez Zeledón recuerda con mucho cariño a los tres hermanos. Foto Mario Cordero.

“Va a durar su tiempito para que ellos puedan volver a la normalidad porque es un duelo muy duro, son tres seres queridos que se fueron de la familia. Por eso pensamos que es importante que los amigos visiten a la familia y la apoyen en estos momentos tan difíciles”, añadió.

Una vez finalizada la misa, los cuerpos fueron llevados al cementerio en medio de una caravana de decenas de personas.

Según sus familiares y amigos, los tres hermanos tenían un futuro muy brillante, pues eran muy estudiosos y trabajadores.