Adrían Galeano Calvo.18 febrero
El perro encontró rastros de droga en el dinero. Foto MSP.
El perro encontró rastros de droga en el dinero. Foto MSP.

Una madre y su hija, ambas de apellido Espinoza, fueron sorprendidas por las autoridades cuando viajaban con ¢11 millones de dudosa procedencia dentro de una bolsa plástica.

Las mujeres se salvaron de quedar detenidas, pero tuvieron que irse con las manos vacías, pues se les decomisó la millonada por el presunto delito de legitimación de capitales (lavado de dinero).

Los hechos ocurrieron la tarde de este miércoles durante un operativo que el Grupo de Apoyo Operacional (GAO) de la Fuerza Pública realizaba en Desamparados, cerca del Colegio de Contadores Privados de Costa Rica.

“Los agentes interceptaron el vehículo conducido por una de las mujeres, la cual se puso nerviosa cuando fue abordada por los policías. Ella viajaba junto a otra mujer de apellido Espinoza, quien resultó ser su madre. la señora indicó a las autoridades policiales que llevaba dentro de una bolsa poco más de diez millones de colones”, informó Seguridad Pública.

Al preguntarles si tenían facturas o documentos para justificar el origen de la plata ambas mujeres se quedaron en blanco. Como la situación estaba muy sospechosa, los uniformados pidieron la colaboración de la Unidad Canina.

“Una vez en el lugar, el can dio positivo por droga en el dinero, por lo que se coordinó con la Fiscalía de Turno Extraordinario, quien indicó que enviarían un agente de la Sección de Legitimación de Capitales del OIJ para que se hiciera cargo del caso”.

El conteo de dinero dio como resultado 11 millones 489 mil colones, los cuales fueron decomisados por los agentes judiciales.