Alejandra Portuguez Morales.14 marzo

Un hombre de apellido Mora y 27 años está internado en el hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, porque fue atacado a balazos por unos asaltantes mientras paseaba con la novia.

La mamá del muchacho, quien prefiere mantenerse en anonimato por temor a represalias, dijo que llegarán hasta las últimas acciones legales porque su hijo estuvo a punto de morir por el robo de un celular.

El ataque fue este sábado 13 de marzo, a las 11 de la mañana, cerca de una catarata que se encuentra en las inmediaciones de un hotel de montaña en Birrí de Heredia.

“Mi hijo vive con la novia y ella es muy amiga de la hija de los dueños de este hotel, por lo que entran sin pagar. Ellos fueron a dar una caminata, dice que estuvieron en el río, había bastante gente. Este hotel ofrece un tour que incluye el almuerzo, las piscinas y el pase a esta catarata”, explicó la señora.

“Cuando ya venían saliendo del río, mi hijo se encontró unas latas (de bebida) y se puso a juntar la basura para llevársela. Mi nuera dice que los maleantes le salieron por la espalda, cuando ella se percató vio dos hombres encapuchados con ropa oscura y no se les veía nada, solo los ojos y la boca. A ella la encañonaron y mi hijo no se había dado cuenta, mi nuera les tiró el celular y mi hijo, al ver de reojo, tiró el celular, pero este cayó a la catarata”, expresó esta mamá.

El teléfono cayó donde estaba un niño.

En ese momento se desató el horror. Uno de los delincuentes soltó un balazo contra Mora y luego lo empujó desde la parte alta de la catarata que, de acuerdo con la señora, tiene una altura aproximada de cuatro metros.

El Muchacho de apellido Mora lo balearon en el brazo izquierdo y lo empujaron a la catarata. Foto: Cortesía Familia Mora
El Muchacho de apellido Mora lo balearon en el brazo izquierdo y lo empujaron a la catarata. Foto: Cortesía Familia Mora

El maleante como que perdió el equilibrio y también se fue resbalado, pero quedó en un lugar seguro, desde donde siguió disparando.

“Mi hijo vio que el maleante cayó con él, por lo que siguió rodando hasta caer el río; ahí fue donde se destapó la cabeza y el agua se comenzó a llenar de sangre”, detalló la mamá.

Agrega que el otro delincuente tenía agarrada y encañonada a la novia, pero la soltó y ella salió corriendo, entonces también le dispararon.

Una mujer de apellido López que estaba en el sitio grabó un video en el que se escuchan los tiros y la gente corriendo.

Esa mujer contó en sus redes sociales que había comprado un pase de un día en el hotel que incluía visitar la catarata.

“Ellos (los delincuentes) al ver a la gente corriendo desistieron”, afirmó en un comentario que publicó.

Mora resultó herido en el brazo izquierdo, le afectó el músculo y los ligamentos. Deben operarlo.

Su novia, al ver el celular de él cerca del niño, lo agarró y llamó al suegro para contarle lo que habían vivido.

El señor fue el primero en llegar y con la ayuda de otras personas sacaron a Mora y lo llevaron hasta la entrada principal, donde lo esperaba una ambulancia.

Esta es la catarata que esta cerca del hotel en Birrí, Heredia. Foto: Tomada de TripAdvisor
Esta es la catarata que esta cerca del hotel en Birrí, Heredia. Foto: Tomada de TripAdvisor
Sin respuestas

Este no es el primer asalto que ocurre en las cercanías del hotel, hay denuncias en medios de comunicación o en sitios web desde hace unos ocho años.

La catarata tiene acceso por varios puntos, no solo por el hotel, algo que aprovechan los delincuentes.

“Ya es mucha la gente baleada, apuñalada desde hace años y no cierran el acceso”, dijo la mamá de Mora.

La Teja llamó al hotel de montaña para conocer su versión de los hechos, pero nadie contestó; se les mandó un mensaje por el messenger del Facebook y contestaron con un correo de la gerencia al cual escribimos con las consultas, pero al cierre de esta nota no habían respondido.