Adrían Galeano Calvo.26 enero
Mariano usa el triciclo para ejercitar sus piernitas y evitar que los músculos se atrofien. Foto Alejandra Vega.
Mariano usa el triciclo para ejercitar sus piernitas y evitar que los músculos se atrofien. Foto Alejandra Vega.

Unos maleantes sin corazón dejaron al pequeño Mariano, de 11 años, sin su amado triciclo, que más que un simple juguete es una herramienta que él usa a diario como parte de su terapia física.

Así lo contó Alejandra Vega, mamá de Mariano, quien explicó que su hijo tiene parálisis cerebral y autismo, por lo que todos los días usaba el triciclo para ejercitar sus piernitas.

“Hemos estado en una búsqueda desesperada, pero no por un tema de una pérdida económica, sino porque mi hijo tiene autismo y él no usa otra cosa que no sea ese triciclo, nos ha costado mucho que quiera pasarse a algún otro aparato como una bicicleta. Si él no ejercita sus piernitas continuamente se le atrofian sus músculos por el tipo de parálisis que tiene”, explicó la mamá.

Vega dijo que el triciclo fue robado la madrugada de este lunes 25 de enero por unos sujetos que se metieron a la cochera de su casa, ubicada en un condominio privado en San Pablo de Heredia.

“En el condominio donde vivimos se habían estado metiendo a robar, entonces reforzamos la seguridad. El sábado compramos una cámara y ni fue pensando en el triciclo, porque jamás pensamos que fuera algo que se quisieran robar.

Maleante roba triciclo que niño usaba para terapia física

Si usted tiene información sobre el triciclo de Mariano no dude en contactar a Alejandra al teléfono 8835-4119 o a la Policía Municipal de San Pablo al 2277-0761.

“Ayer (lunes) amanecimos sin el triciclo. Mi esposo tenía un par de correos donde la cámara le mandó los videos cuando detectó movimiento, entonces ahí se veía el chavalo que se lo llevó”, detalló.

Lo sigue esperando

Vega contó que aún no le han revelado la dura noticia a Mariano, pues aún mantienen la esperanza de encontrarlo, además saben que si le dicen lo que ocurrió, se afectará mucho por el cariño que le tiene al triciclo.

“Lo que le dijimos es que las llantas se le desinflaron y que el abuelo se lo llevó para inflárselas, y él aquí sigue esperando que se lo traigan”, añadió.

Varias personas se han acercado a la familia para ofrecerles un triciclo nuevo para el pequeño, pero su mamá explicó que es difícil que Marino lo acepte, pues él está muy apegado a su juguete.

La Policía Municipal de San Pablo se ha puesto las pilas para ayudar a la familia y desde este lunes han revisado todos los videos grabados con sus cámaras de seguridad, descubriendo así que los sospechosos huyeron con el triciclo hacia Guararí de Heredia.