Adrían Galeano Calvo.1 diciembre, 2017
El terrible crimen sucedió cuando la pareja tica se encontraba dentro de su casa. Foto cortesía Informativo del Sur.
El terrible crimen sucedió cuando la pareja tica se encontraba dentro de su casa. Foto cortesía Informativo del Sur.

Los familiares de Benigna Duarte Bonilla, la costarricense que fue asesinada a balazos dentro de su casa en Panamá, se reunieron este viernes para darle el último adiós a su querida “Nina”, a quien describieron como una mujer valiente y enamorada de toda su familia.

La tica, de 44 años, perdió la vida la noche del lunes 27 de noviembre luego de que al menos tres sujetos se metieran a volar plomo a su vivienda, ubicada en la comunidad de Baco en el corregimiento de Limones, del distrito del Barú en la provincia de Chiriquí.

Tras asesinar a Duarte los tres desalmados agarraron a su pareja sentimental, un tico identificado como Minor Mora Jiménez, y lo arrastraron esposado hasta una plantación de palma de aceite, donde fue brutalmente vapuleado.

Las autoridades panameñas aún están buscando a un tercer sospechoso, quien también habría participado en el homicidio de "Nina".

Según trascendió, Mora, de 41 años, aprovechó una discusión que tenían sus captores para salir corriendo hasta la casa de una vecina, donde pidió ayuda y dijo que su pareja había sido asesinada por los tres hombres.

Los cuerpos de emergencia llevaron a Minor hasta el Hospital Dionisio Arrocha, donde estuvo varias horas internado hasta que finalmente se le dio de alta y pudo hablar con las autoridades policiales.

El diario Panamá América informó que al día siguiente del asesinato las autoridades de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) agarraron a los hermanos Gilberto Arabia Montezuma, de 19 años y Juan Avilés Cruz, de 32, quienes en apariencia fueron reconocidos por Mora.

Un día después de los hechos las autoridades canaleras detuvieron a dos hermanos como sospechosos. Foto cortesía El Siglo de Panamá.
Un día después de los hechos las autoridades canaleras detuvieron a dos hermanos como sospechosos. Foto cortesía El Siglo de Panamá.

Ambos sospechoso tendrán que pasar seis meses en prisión preventiva mientras son investigados y se determina su posible participación en el hecho.

En primera instancia se manejó la versión de que los tres maleantes querían asaltar la casa de Mora, quien es un empresario dedicado a la agricultura, sin embargo, el diario El Siglo de Panamá dio a conocer que existe una segunda versión sobre el cobro de un dinero.

De acuerdo con este medio, los hermanos habrían llegado a la casa de la pareja tica para exigir el pago de una plata que le debían a su papá, pero al no recibir respuesta estos botaron la puerta y empezaron a disparar, hiriendo mortalmente a Benigna.

Una muñeca

Con un terrible dolor en su alma, Bryan Fonseca y sus dos hermanos, Antonio y José Martín, se despidieron de su mamá, quien fue enterrada la mañana de este viernes en el cementerio de La Esperanza de Pavones, Golfito.

Bryan, de 23 años, describió a su mamá como una mujer muy valiente y pulseadora, que siempre estaba pendiente de sus hijos y de su mamita, quien falleció hace poco más de ocho meses.

“Era la persona mas valiente que hay en el mundo, que luchó por tener su vida, por tener sus hijos a su lado, era una mujer luchadora y amorosa, que amó a sus hermanos tal y como eran”, dijo.

"Nina" como era conocida por su familia fue enterrada en su natal pueblo de Pavones de Golfito. Foto cortesía El Siglo de Panamá.

“Ella era una muñeca, la más hermosa que tendremos en nuestras vidas, mamá solo hay una y ella siempre estará en nuestros corazones”, continuó.

Según contó Fonseca, su mamá se fue a vivir a Panamá hace como tres meses, sin embargo, no supo explicar porque emprendió el viaje, simplemente dijo que fue una decisión que tomó. Además destacó que aún a la distancia ella siempre pasaba muy pendiente de ellos y los llamaba para darles aliento en todo lo que hacían.

“Lo que hacía ella era hacer felices a todas las personas que se encontraban a su alrededor”, añadió.

En cuanto al crimen, Bryan dijo que se enteraron por medio de su hermano José Martín, de 20 años, quien se encontraba en Panamá cuando sucedió al ataque.

Bryan dijo que nunca conoció a la pareja sentimental de su mamá (Mino), por lo que no sabe nada de él o a que negocio se dedicaba.

Una respuesta muy similar fue la que dio la Cancillería, que a través de un correo electrónico confirmó que hasta el momento no ha podido contactar a Mora, quien aparentemente aún se encuentra en Panamá.