Adrían Galeano Calvo.19 agosto, 2020
El OIJ investigaba a Barquero desde febrero de este año. Foto OIJ.
El OIJ investigaba a Barquero desde febrero de este año. Foto OIJ.

Un hombre de apellidos Barquero Castillo, de 34 años, fue detenido por el OIJ como sospechoso del delito de producción y difusión de pornografía infantil.

Aparentemente, el sujeto decía ser fotógrafo de modelos para aprovecharse de niñas menores de 10 años.

Además, las autoridades informaron que, al parecer, compartía los videos e imágenes de las víctimas por Internet, pues recibieron una alerta desde Australia sobre las supuestas fechorías de Barquero.

El sospechoso fue detenido por agentes de la Oficina Central Nacional de Interpol-OIJ Costa Rica la mañana de este miércoles 19 de agosto. Los investigadores allanaron su vivienda ubicada en Caballo Blanco de Cartago.

“Se logró el decomiso de importante evidencia para la investigación, tales como dispositivos electrónicos (computadoras y celulares), a los cuales se les hará el respectivo análisis, además imágenes de menores de edad y documentación de una agencia de modelaje que en apariencia este promocionaba”, informó la oficina de prensa del OIJ.

Supuesta agencia

Según la Policía Judicial, la investigación contra Barquero inició en febrero de este año, luego de que recibieron información de autoridades australianas que aseguraban que desde Costa Rica se estaba enviando material de pornografía infantil a ese país.

Por medio de la investigación, los agentes determinaron que el sospechoso promocionaba una supuesta agencia de modelaje para acercarse a las víctimas sin levantar sospechas.

“En apariencia, este utilizaba el timo de ser fotógrafo de modelaje para ubicar a madres solteras, que tuvieran hijas de edades entre los 1 a los 10 años, con el fin de tener acceso a las menores y fotografiarlas para así producir material con contenido de abuso sexual infantil (pornografía infantil)”, detalló el OIJ.

El OIJ no dio a conocer con cuántas causas estaría vinculado Barquero, pero hizo un llamado para que otras posibles víctimas se acerquen al Ministerio Público para denunciarlo.