Alejandra Portuguez Morales.11 febrero

El hijo mayor del narcotraficante Marco Antonio Zamora, alias el Indio, fue detenido este martes por ser uno de los sospechosos de matar a dos hombres en Jericó de Desamparados y luego quemar sus cuerpos.

Las autoridades identificaron al hijo de el Indio como de apellidos Zamora Campos (25 años) y junto a él detuvieron a dos hermanos de apellidos Quesada Gutiérrez (de 33 y 39 años) y a un cuarto hombre de apellidos Obregón Rivera y 30 años.

Los sospechosos fueron detenidos mediante ocho allanamientos en La Capri de Desamparados, Alajuela y Cartago. Foto: OIJ
Los sospechosos fueron detenidos mediante ocho allanamientos en La Capri de Desamparados, Alajuela y Cartago. Foto: OIJ

Las autoridades mantienen la búsqueda de un quinto hombre.

A los cuatro primeros los agarraron este martes en la mañana mediante ocho allanamientos: cinco en La Capri, Desamparados; dos en Alajuela y otro en Cartago.

Los investigadores de la Sección de Homicidios ven a los detenidos como los responsables de los asesinatos de Alonso Ibarra Hernández, de 30 años, y Jorge Alberto Porras, de 22, cuyos cuerpos carbonizados fueron descubiertos el sábado 20 de abril del 2019 en una zona solitaria cerca del mirador Los Portones, en Jericó de Desamparados.

Los cuerpos fueron hallados por una pareja de esposos que iba con sus dos hijos y pretendía hacer un día de campo.

El OIJ confirmó entonces que Ibarra tenía antecedentes por asalto, robo y portación de armas entre otros delitos; Porras no los tenía y era hijo de un instructor de la Academia de Policía del Ministerio de Seguridad Pública.

David Corrales, jefe de la Sección de Homicidios, explicó que los dos fueron asesinados por un problema de drogas.

“En apariencia, los ofendidos tenían algunos puntos de ventas de droga y los sospechosos deseaban apoderarse de estos lugares, básicamente por eso se dio el homicidio”, indicó Corrales.

Los cuerpos aparecieron en el Mirador Los Portones, en Jericó de Desamparados. Foto: Alonso Tenorio
Los cuerpos aparecieron en el Mirador Los Portones, en Jericó de Desamparados. Foto: Alonso Tenorio

A los sospechosos les decomisaron este martes tres armas de fuego, celulares, plata y ropa.

Reconstruyeron homicidios

Los investigadores regresaron este martes al sitio donde encontraron los cuerpos en busca de otras evidencias.

Durante la investigación, los agentes judiciales consiguieron un video de seguridad en el cual se ve pasar un carro por el barrio Las Lomas, en Desamparados, el 19 de abril del año pasado.

En ese carro viajaban Ibarra y Porras.

A Alonso José Ibarra Hernández y de Jorge Alberto Porras Valenciano fueron vistos por última vez en este carro en Lomas de Desamparados, luego aparecieron muertos en Jericó de Desamparados. Foto: OIJ
A Alonso José Ibarra Hernández y de Jorge Alberto Porras Valenciano fueron vistos por última vez en este carro en Lomas de Desamparados, luego aparecieron muertos en Jericó de Desamparados. Foto: OIJ

El video fue grabado a las 3:52 p. m. El jefe de la Sección de Homicidios dijo que cuatro horas después los familiares de Ibarra y de Porras no volvieron a tener contacto con ellos.

Los cuerpos quemados fueron hallados la mañana del sábado 20 de abril y ese mismo día, pero en la tarde, hallaron abandonado en La Uruca el vehículo en el que se movilizaban.

Detenidos o muertos

Con la detención de este organización las autoridades tienen claro que el hijo de El Indio seguía sus pasos.

El Indio fue condenado el 3 de febrero del 2015 en los Tribunales de Pavas por los delitos de tráfico agravado de drogas, dos homicidios calificados y asociación ilícita.

El Indio controlaba las ventas de drogas en Calle Fallas de Desamparados, Paso Ancho, La Unión de Cartago y el centro de la capital.

70 años en la cárcel le impusieron a El Indio en el 2015

José Francisco Zamora, un hermano de El Indio, descuenta una pena de 42 años dictada la misma fecha que la de su hermano.

Estando encarcelado a El Indio le mataron un hermano y un hijo.

Al primero, Juan Carlos Zamora, lo asesinaron el lunes 9 de marzo del 2015 a un costado de la plaza de deportes de Dos Cercas, en Desamparados.

Luego, la noche del martes 24 de enero del 2017, mataron a uno de sus hijos, Shamir Antonio Zamora Campos, de 20 años, en un parque infantil del barrio Veracruz, en Higuito de Desamparados.