Adrían Galeano Calvo.11 enero

Una mujer sospechosa de asesinar a un estadounidense que era su pareja le facilitó el brete al OIJ, ya que se les puso en bandeja de plata para que la detuvieran.

La investigada, de apellidos Espinoza Orozco y de 32 años, llegó este viernes a la sede de la Policía Judicial en Jacó, pero no lo hizo para entregarse, más bien fue con la intención de realizar un mandado.

La oficina de prensa del OIJ indicó desconocer si el trámite que iba a realizar la mujer tenía que ver con el caso de su expareja, un gringo identificado como Jason Alan Neu y de 55 años, quien fue asesinado el lunes 21 de octubre de 2019.

Lo que sí confirmaron las autoridades es que tras una extensa investigación, los agentes lograron recolectar una serie de evidencias que ligaban a Espinoza con el homicidio del gringo, quien, según el reporte de patología forense, murió por asfixia.

La mujer fue detenida la tarde del viernes en el OIJ de Jacó. Foto OIJ
La mujer fue detenida la tarde del viernes en el OIJ de Jacó. Foto OIJ

“Trascendió que el móvil que pudo mediar en este hecho fue un problema personal ocurrido entre la sospechosa y el ahora fallecido, en horas de la madrugada del día en que fue hallado sin vida”, informó el OIJ.

Espinoza fue puesta a las órdenes del Ministerio Público para que se abra una causa en su contra por el delito de homicidio.

Este caso dio inicio cuando Neu fue encontrado sin vida dentro de una habitación del sexto piso del hotel Jaco Bay en Garabito, Puntarenas.

Un amigo del ahora fallecido dio aviso a las autoridades, pero trascendió que Espinoza fue la que encontró el cuerpo y le pidió al hombre que hiciera la llamada.

Según indicó el OIJ en aquel momento, el hombre presentaba varias cortadas en sus brazos, que aparentemente le fueron provocadas cuando trataba de defenderse.

Además trascendió que Neu fue encontrado con una cobija alrededor del cuello, con la que al parecer lo mataron.