Adrían Galeano Calvo.Hace 3 días
Los detenidos habrían colaborados con reos que llamaban a las víctimas desde centros penales. Fotos OIJ
Los detenidos habrían colaborados con reos que llamaban a las víctimas desde centros penales. Fotos OIJ

El OIJ detuvo a ocho hombres y tres mujeres como sospechosos de prestar sus cuentas bancarias para recibir la plata que un grupo de maleantes obtuvo por medio de varias estafas telefónicas.

La captura fue llevada a cabo este miércoles por agentes de la Sección de Fraudes, quienes realizaron una serie de allanamiento en San José, Puntarenas y Liberia.

La Policía Judicial identificó a los detenidos con los apellidos Corrales, de 23 años; Rivera, de 32; Hernández, de 29; Esquivel, de 32: Valenciano, de 45 años; Salazar, de 34; Coto, de 36 y Saénz, de 25 años.

Además de tres mujeres apellidadas Fernández y Brenes, ambas de 24 años, y Campos de 27.

De acuerdo con el OIJ, los detenidos son sospechosos del delito de fraude informático por aparentemente participar en 13 casos de estafa por un monto de aproximadamente ¢36 millones.

“La participación de estas personas consiste básicamente en prestar sus cuentas bancarias para que depositen dinero que estafan mediante llamadas telefónicas”, indica el reporte del OIJ.

Según los investigadores, las estafas, en apariencia, eran cometidas por reos que engañaban a las víctimas para que estas les entregaran sus datos personales y así poder sacar dinero de sus cuentas, que luego era depositado en las cuentas de los vivazos que fueron detenidos.

Los once detenidos fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público para que se abra una causa penal en su contra.