Andrés Garita.27 febrero
La denuncia en contra del profesor fue presentada por la menor y su familia el fin de semana pasada. Foto Andrés Garita.
La denuncia en contra del profesor fue presentada por la menor y su familia el fin de semana pasada. Foto Andrés Garita.

Un profesor de música de apellido Campos y 31 años fue detenido por agentes del OIJ como sospechoso de abusar de una jovencita de 15 años.

El educador fue capturado este jueves en la mañana durante un allanamiento a su casa, en Huacas, en Miramar de Montes de Oro, Puntarenas.

Trascendió que Campos es investigado por un presunto delito de abuso sexual en perjuicio de una jovencita a la que aparentemente daba clases de violín.

“Se logró determinar que el sospechoso citaba a la menor a su casa de habitación y ahí aparentememte ocurrieron los hechos”, indicó la oficina de prensa del OIJ.

Al parecer, la denuncia en contra del profesor fue interpuesta por la menor de edad y sus familiares el fin de semana pasado, por lo que la Fiscalía de Puntarenas empezó a investigar y vigilar las acciones de Campos.

De acuerdo con el artículo 161 del Código Penal, por el delito de abuso sexual contra personas menores de edad, Campos se expone a una condena que va de tres a ocho años de cárcel. La condena puede aumentar dependiendo de los actos que haya cometido el sospechoso.

Además de dar clases en su casa, en apariencia Campos también lo hacía en un centro educativo de Miramar.

Trascendió que el hombre no formaba parte del personal de ese centro sino que participaba en un programa especial y por eso le prestaban un aula.

En cuanto al allanamiento a la casa del profesor, el OIJ indicó que los investigadores decomisaron dos computadoras, el celular de Campos y el de un amigo que estaba con él.

Los vecinos de la comunidad, especialmente los padres de familia, se mostraron preocupados por lo sucedido. Indicaron que nadie sospechaba nada del profesor.

“Uno como padre se preocupa, uno cree que nuestros hijos están en buenas manos con educadores y que pase esto es muy grave”, dijo una mujer que solo se identificó como María.