Adrían Galeano Calvo.7 enero
Los sospechosos cayeron en la trampa que las autoridades habían preparado. Fotos del OIJ
Los sospechosos cayeron en la trampa que las autoridades habían preparado. Fotos del OIJ

Seis hombres fueron detenidos con las manos en la masa cuando se movilizaban en una lancha pesquera en la que transportaban 248 kilogramos de cocaína.

Se trata de tres ticos de apellidos Calderón, de 34 años; Espinoza, de 37 y Canales, de 47; dos ecuatorianos apellidados Montaño y Sacón, de 21 y 18 años respectivamente; y un guatemalteco de apellido Cermeño, de 33 años.

La lancha, con bandera costarricense y de nombre Happy Happy I, fue interceptada por las autoridades este miércoles 6 de enero, en horas de la tarde, cuando estaba a 55 kilómetros de distancia de Cabo Blanco, en Puntarenas.

La detención de los sospechosos se realizó por medio de un operativo en conjunto entre el OIJ, el Servicio Nacional de Guardacostas, la Policía de Control de Drogas (PCD) y la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos.

“Los agentes judiciales recibieron una información confidencial el 5 de enero, en la cual les indicaban que iba a ingresar a Costa Rica una embarcación proveniente de la costa suramericana y en la que llevaban droga, por lo que se efectuó un operativo marítimo, logrando interceptar dicha embarcación”, informó la oficina de prensa del OIJ.

Un grupo de agentes antidrogas revisaron la lancha y dentro de esta encontraron 13 maletines, los cuales contenían 248 paquetes de cocaína, cada uno con un peso aproximado de un kilogramo.