Adrían Galeano Calvo.6 enero
Los hechos al parecer ocurrieron el pasado 29 de diciembre de 2020. Foto OIJ
Los hechos al parecer ocurrieron el pasado 29 de diciembre de 2020. Foto OIJ

Un tráfico de apellidos Mendoza Aguilar, de 35 años, fue detenido como sospechoso de pedirle ¢35 mil a un conductor a cambio de hacerse de la vista gorda y no recetarle una multa de ¢326 mil.

El uniformado fue capturado la mañana de este miércoles 6 de enero en su lugar de trabajo, ubicado en barrio Córdoba, San José, por agentes de la Sección de Delitos Contra la Integridad Física y Tránsito del OIJ.

La Policía Judicial detalló que Mendoza será investigado por el presunto delito de concusión (funcionario público que pide un soborno), por el cual, según el Código Penal, le podrían recetar de dos a ocho años de prisión.

El hecho por el cual se detuvo al oficial habría ocurrido el pasado martes 29 de diciembre, cuando Mendoza estaba trabajando en plaza Víquez, San José, y detuvo el carro en el que viajaban dos adultos y un menor de edad.

La Policía Judicial señaló que este hecho se dio a conocer porque en redes sociales circuló un video que, aparentemente, fue grabado por el mismo conductor, y en el que se escuchaba como el uniformado, en apariencia, le pedía la “mordida” a cambio de hacerse el loco.

“¿Cómo hacemos? ¿Procedo con la multa? Porque para mí es muy fácil, yo lo dejo tirado en el piso valiendo nada a usted.

“Lo que estoy haciendo es una ayuda para usted, si estuviera cobrándole le digo deme trescientos. Mae eso no es nada a lo que tenía que pagar”, se escucha en el video.

Aunque no se dio a conocer la infracción que habría cometido el conductor, un multa de ¢326 mil y 6 puntos menos en la licencia se aplica cuando en un carro viaja un menor de 12 años sin silla de seguridad.

También se aplica cuando se irrespeta la luz roja de un semáforo o una señal de alto, cuando las placas del carro no le corresponden o si se maneja a más de 40 Km/h del límite permitido.