Edgar Chinchilla, Alejandra Portuguez Morales.6 septiembre

Tres policías de la Fuerza Pública y un exoficial fueron detenidos este viernes en la madrugada por ser sospechosos de engañar a un comerciante para robarle y matarlo.

Los uniformados capturados son dos hermanos de apellidos Ulate Pineda, de 27 y 28 años, y otro apellidado Monestel Alvarado, de 38. El expolicía es de apellidos Rocha Soto, de 52 años.

A ellos se les investiga por el homicidio del comerciante Jorge Alfredo Marín Enriquez, de 28 años, quien desapareció el 26 de agosto anterior luego de que fue abordado por un carro negro en Santa Rosa de Pocosol.

Su cuerpo fue encontrado dos días después, con un impacto de bala en la cabeza en San Bosco de Pocosol.

Ochenta agentes judiciales de San José y San Carlos participaron en el operativo. Foto: Edgar Chinchilla
Ochenta agentes judiciales de San José y San Carlos participaron en el operativo. Foto: Edgar Chinchilla

Las autoridades presumen que el ataque se dio para robarle los ¢3 millones en efectivo que andaba la víctima. Él era dueño de una soda y se encargaba de cambiar dólares, córdobas y colones.

El OIJ decomisó el vehículo que en apariencia utilizaron para llevarse a la víctima, este será llevado al Complejo de Ciencias Forenses para hacerle análisis ya que tras efectuar pruebas de luminol y con un perro especializado de la Unidad Canina, encontraron rastros de sangre en el interior del carro.

Jorge Alfredo Marín Enríquez fue visto por última vez el 26 de agosto anterior, dos días después lo encontraron sin vida. Foto Edgar Chinchilla / Archivo
Jorge Alfredo Marín Enríquez fue visto por última vez el 26 de agosto anterior, dos días después lo encontraron sin vida. Foto Edgar Chinchilla / Archivo

De acuerdo con el Ministerio Público, los cuatro investigados al parecer contactaron a la víctima con el timo de pedirle un cambio de dinero. Supuestamente, una vez que se encontraron, lo metieron en un carro y lo asesinaron de un balazo.

Según la investigación, después de quitarle el dinero que portaba, lanzaron el cuerpo de Marín en la zona solitaria.

Vladimir Muñoz Hernández, jefe del OIJ de San Carlos, explicó que al parecer los hermanos policías detenidos fueron los que se encargaron de encerrarlo en el carro y asesinarlo.

El oficial Monestel se habría encargado de asegurar que otros uniformados no se acercaran al lugar donde lo tenían. Finalmente, Rocha al parecer prestó el arma de fuego para el asesinato y además habría ocultado la evidencia de lo robado.

Los cuatro sospechosos fueron detenidos mediante cinco allanamientos que se realizaron en Santa Rosa de Pocosol y en Los Chiles, Alajuela, a las 5 de la mañana. Cuatro fueron en la casa de cada sospechoso y el último en la oficina de uno de ellos.

En los operativos participaron unos ochenta agentes judiciales de San José y San Carlos.

El exoficial de apellido Rocha Soto, de 52 años, habría dado el arma de fuego con el que asesinaron al comerciante. Foto: OIJ
El exoficial de apellido Rocha Soto, de 52 años, habría dado el arma de fuego con el que asesinaron al comerciante. Foto: OIJ
Currículum de detenidos

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó que Ulate, de 28 años, entró a la Fuerza Pública el 1 de agosto del 2012, laboraba en la Policía de Fronteras en Los Chiles. Mientras que su hermano ingresó a la institución el 1 de setiembre del 2013, estaba en la delegación de Santa Rosa de Pocosol.

Mientras que Monestel, de 38 años, comenzó en el MSP el 7 de octubre del 2002, en la actualidad es el jefe distrital de la delegación de Los Chiles.

Las autoridades allanaron las cuatro casas de los sospechosos y la oficina de uno de ellos. Foto: OIJ
Las autoridades allanaron las cuatro casas de los sospechosos y la oficina de uno de ellos. Foto: OIJ
Los operativos fueron en Santa Rosa de Pocosol y en Los Chiles. Foto: OIJ
Los operativos fueron en Santa Rosa de Pocosol y en Los Chiles. Foto: OIJ