Sujeto viajaba en una motocicleta que no tenía placas, marchamo ni Riteve

Por: Adrían Galeano Calvo 29 mayo
Paniagua terminó montado en una perrera de la Fuerza Pública. Foto: MSP.

Un hombre de apellido Paniagua se convirtió en un dolor de jupa para varios oficiales de la Fuerza Pública y de la Policía de Fronteras, ya que no solo intentó atropellarlos con su moto cuando le pidieron que se detuviera, sino que también los amenazó con un machete.

Afortunadamente ningún uniformado resultó herido y luego de un forcejeo lograron detener al violento motociclista.

Este hecho ocurrió este jueves 28 de mayo en Los Chiles de Alajuela, cerca de una planta empacadora de piña ubicada en La Unión, en el distrito de El Amparo; pero fue dado a conocer por las autoridades hasta este viernes.

Según el Código Penal, por el delito de resistencia a la autoridad el vivazo se expondría a una pena que va de un mes a tres años de cárcel.
La moto del vivazo no tenía placa, marchamo ni Riteve. Foto: MSP.

Rodrigo Alfaro. director regional de la Fuerza Pública de la frontera norte, explicó que todo ocurrió cuando los uniformados realizaban un control de carretera en esa zona y vieron que Paniagua viajaba a alta velocidad.

Los oficiales le ordenaron detenerse, pero el vivazo aceleró la bicha e intentó atropellarlos, por lo que le dieron persecución.

“Aproximadamente un kilómetro después del control de carretera (Paniagua) abandonó la motocicleta e ingresó a una finca piñera. En un corral cercano logró armarse con un machete, con el cual amenazó a los oficiales”, explicó Alfaro.

El bicho agarró este machete de un corral para amenazar a los uniformados. Foto: MSP.

A punta de hablada los uniformados convencieron al bicho para que soltara el machete, pero aún así Paniagua se les fue encima para atacarlos, pero lo lograron controlar en dos toques.

Al vivazo se le decomisaron un el machetón de 52 centímetros de largo y lo llevaron a la Fiscalía de Los Chiles, donde se le abriría una causa por el delito de resistencia a la autoridad.

Además de ser detenido Paniagua quedó a pata, pues la Policía de Tránsito le decomisó la moto, la cual no contaba con placa, revisión técnica ni derecho de circulación. Además, el vivazo viajaba sin casco y sin chaleco reflectante.