Adrían Galeano Calvo.Hace 5 días
Arias es uno de los hombres más buscados por el OIJ y la Policía. Foto OIJ.
Arias es uno de los hombres más buscados por el OIJ y la Policía. Foto OIJ.

Alejandro Arias Monge, alias el Diablo, se estaría haciendo pasar por un oficial para moverse por el país sin llamar la atención de las autoridades.

Arias, de 36 años, se convirtió en el hombre más buscado por el OIJ y la Policía después de que circularan audios por WhatsApp, aparentemente grabados por él, en los que ofrecía hasta dos millones y medio de colones por cada policía que fuera asesinado.

Las autoridades buscan al Diablo desde marzo del 2019 y pese a los múltiples operativos que han realizado en varias zonas del Caribe del país, aún no han logrado pescarlo.

Álvaro Ramos, analista criminal y experto en seguridad, explicó que Diablo aplica diversas estrategias para no ser detectado.

“Es definitivamente un elemento muy preocupante, también se habla de que tiene la capacidad de operar encubierto bajo premisas, como que se le ha visto con uniforme de policía y cosas por ese estilo, eso es muy preocupante, porque indica que él se siente muy empoderado en la zona”, dijo.

Ramos dice que pese a que la información no es oficial, las autoridades deberían ponerle cuidado.

“Es un rumor que me preocupó mucho, pero de ser así eso podría implicar que algún grupo policial pequeño, por su puesto, podría estar colaborando con él, dándole información o brindándole algún tipo de protección”, añadió.

En setiembre del 2020 el OIJ realizó un megaoperativo para capturar a Diablo, pero no tuvieron éxito. Fotos: OIJ
En setiembre del 2020 el OIJ realizó un megaoperativo para capturar a Diablo, pero no tuvieron éxito. Fotos: OIJ
“Ha mostrado la estrategia y la táctica de tratar de incluir el miedo hacia las autoridades en su operación, es decir, amenazar a las autoridades con violencia extrema para lograr sus objetivos”, dijo Álvaro Ramos, analista criminal.
Domina con miedo

El experto dice que Arias es un delincuente que en cuestión de poco tiempo creció con mucha fuerza en el Caribe, hasta el punto de posicionarse como el líder de una estructura mediana que ahora amenaza con expandirse a otros puntos del territorio nacional.

Parte del éxito que ha tenido, según Ramos, se debe a la violencia extrema que mete con su grupo y por el temor que le infunde a sus rivales.

“Se ha caracterizado por la utilización de una violencia que no conocíamos, en el siguiente sentido de que es uno de los muy pocos, sino es el único ahorita, que se ha atrevido a ofrecer recompensa por el asesinato de policías, tanto judiciales como administrativos”, añadió Ramos.

Diablo empezó a ganar notoriedad desde el 28 de marzo del 2019, cuando el OIJ lo señaló como el líder de una banda que robó de más de 200 reses en menos de un año. Su nombre volvió a ser noticia en setiembre del 2020, cuando fue ligado con audios en los que se ofrecían millonadas a cambio de matar a policías y agentes del OIJ.

Ramos dijo que el hecho de amenazar a las autoridades refleja lo empoderado que se siente Arias en su zona, incluso presume que cuenta con muchos recursos, motivo por el que no teme enfrentarse a la Policía.

“Me temo que en algún momento se demuestre que lo de las armas robadas de la Escuela Nacional de Policía en Pococí tiene relación con esta estructura criminal, porque solo eso explicaría el atrevimiento de un pequeño grupo criminal de robar ese arsenal”.

Mucho poder
Mendoza García, quien es señalado como un hombre de confianza de Diablo, fue detenido en Nicaragua con más de $2 millones. Foto Policía Nacional de Nicaragua
Mendoza García, quien es señalado como un hombre de confianza de Diablo, fue detenido en Nicaragua con más de $2 millones. Foto Policía Nacional de Nicaragua

Las autoridades cuentan con información de que las operaciones de Diablo se han extendido hasta Río Cuarto de Alajuela y los distritos de Venecia, Aguas Zarcas y Florencia de San Carlos, así como varios puntos al sur de Limón, lo que demuestra el crecimiento de su banda.

Ramos dijo que él tiene muy claro que Arias ya se encuentra trabajando con grupos criminales fuera del país, como por ejemplo carteles mexicanos, pues solo de esa forma se puede explicar el gran poder económico que maneja.

Un ejemplo de eso se vio en la captura en Nicaragua de un hombre apellidado Mendoza García, señalado como uno de los más cercanos a Diablo, quien el pasado 23 de marzo fue detenido con más de $2 millones (unos 1.200 millones de colones).

Luchar con inteligencia

Aunque el experto cree que detener a Diablo no será fácil, tampoco piensa que sea una misión imposible.

“A mí me parece que lo que hay que hacer es utilizar todos los recursos de inteligencia policial del país, como por ejemplo los recursos de la Dirección de Inteligencia y Seguridad y concentrarlos en este elemento.

“Lo otro es pedir colaboración internacional para un caso como este, que evidentemente tiene vínculos fuera del país, porque él debe estar ayudando a estructuras más grandes”.

Ramos añadió que las autoridades también deben enfocarse en los recursos económicos de Arias, pues sin plata en mano es más difícil que pueda operar a la libre.

“Esas ganancias de él tienen que salir, aflorar, eso es lo que se llama capital emergente y esa situación tiene que ser bien estudiada por los expertos del ICD, de la DIS y del OIJ para entrarle por ahí, porque es un elemento que lo debilitaría inmediatamente”. detalló.