Silvia Coto.4 septiembre, 2020
Seis meses pasará en el tabo mientras la investigación avanza.Foto: Rafael Pacheco
Seis meses pasará en el tabo mientras la investigación avanza.Foto: Rafael Pacheco

El hombre de apellidos Sánchez Ureña, de 28 años, y sospechoso de la desaparición de Allison Bonilla pasará seis meses de prisión preventiva.

Así lo confirmó el abogado de la familia de Allison, Rodrigo Araya. La audiencia inició a la 1:30 de la tarde en los Tribunales de Cartago.

“Se le dictó las medidas por homicidio calificado, hay suficientes elementos de prueba. El sospechosos es autor responsable en grado de probabilidad del homicidio de Allison”, dijo Araya.

La medida se la dictaron al hombre, conocido como Sukia, por existir peligro de fuga, obstaculización y evidente relación con el homicidio.

Sánchez fue detenido la noche del miércoles a 200 metros de la escuela de Ujarrás. El OIJ encontró en el carro de Sánchez rastros de sangre que coinciden con los de Allison.

Las medidas van desde el 2 de setiembre hasta el 2 de febrero del 2021.