Adrían Galeano Calvo.25 junio
Espinoza por momentos se puso muy chiva al hablar de las acusaciones contra el OIJ. Foto: Cortesía despacho del diputado Gustavo Viales
Espinoza por momentos se puso muy chiva al hablar de las acusaciones contra el OIJ. Foto: Cortesía despacho del diputado Gustavo Viales

Wálter Espinoza, director del OIJ, llegó con los tacos de frente a la Asamblea Legislativa para defender a la Policía Judicial de las acusaciones que ha recibido relacionadas con el caso de la desaparición y homicidio de Luany Valeria Salazar Zamora, de 23 años.

Espinoza no se guardó nada y desmenuzó todo lo que ha ocurrido con dicha investigación hasta la fecha, asegurando que el OIJ sí cumplió con su trabajo y que los señalamientos por parte de la familia de la joven no son ciertos.

El director judicial reveló todos estos detalles ante los diputados de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, quienes lo convocaron este jueves 25 de junio para que rindiera cuentas en el Congreso.

Por su parte, Joseph Rivera, el abogado de la familia de Luany, aseguró que el director del OIJ revictimizó a la joven y a sus seres queridos sin ningún motivo, manchando la imagen de la ahora fallecida.

“Cómo es posible que usted (Espinoza) hable mal de un muerto, él tiene que respetar y no puede venir a decir que la muerta era prostituta, que era drogadicta o alcohólica, cómo va a decir eso para lavarse las manos”, dijo el abogado.

“Hay una especie de mito que dice que el OIJ no recibe denuncias si la persona no tiene 72 horas de desaparecida, eso es falso e incorrecto”, Wálter Espinoza, director del OIJ.
Denuncia no fue inmediata

En la comparecencia, Espinoza empezó por señalar que el OIJ no recibió la denuncia por la desaparición de Luany de forma inmediata, pues la mamá de la joven se presentó ante ellos, según el director, dos días después de la desaparición, o sea, el jueves 11 de junio.

“La mamá ese día nos dice que el martes 9 de junio ella recibió un mensaje de su hija donde le indicaba que iba a salir. La segunda manifestación es que al llegar la noche ella se da cuenta de que la hija no estaba en la casa.

“Nos dijo que un vecino, que es consumidor de drogas y cuyo nombre no nos indicó, la vio por última vez en las gradas, al frente de la alameda (en Linda Vista de Río Azul, en la Unión), la madrugada del día siguiente”, añadió.

Además, Espinoza asegura que no la hicieron esperar 48 horas como se ha dicho, sino que le tomaron la denuncia de inmediato y empezaron a trabajar el caso pese a la escasa información que les dio.

El OIJ vinculó a la joven de 23 años con el sicario de una banda narco. Foto: Tomada de Facebook
El OIJ vinculó a la joven de 23 años con el sicario de una banda narco. Foto: Tomada de Facebook

“¿Qué es lo que nos contó la señora? Que su hija no está y que le gustan las drogas, esencialmente”, comentó Espinoza.

Para el viernes 12 de junio, el OIJ ya había dado aviso de la desaparición de Luany en sus redes sociales, además compartió su foto con distintos medios de prensa.

Ligada con sicario

Espinoza explicó que, como parte del proceso, el OIJ investigó el entorno de la joven y sus relaciones, fue ahí cuando descubrieron que al parecer tuvo una relación sentimental con un supuesto sicario de la banda de Luis Ángel Martínez Fajardo, alias el Pollo.

“En nuestra base de datos la encontramos vinculada con un sujeto de apellido Romero, conocido como ‘Cachetón', quien tenía un caso abierto en el 2018. Este sujeto era sicario de la banda del Pollo y en aquella oportunidad habíamos hecho allanamientos para tratar de detenerlo”, detalló Espinoza.

Además, asegura que determinaron que Luany no tenía ningún bien inscrito a su nombre y que se ganaba la vida trabajando en un hotel.

“Logramos determinar que esta joven aparecía como asalariada en el hotel El Rey, en el centro de San José, que tenía nueve meses aproximadamente”, añadió.

Sin precisar una fecha, Espinoza mencionó que Salazar también tuvo un conflicto con dos hombres y dos mujeres en un motel en Paso Ancho, el cual terminó con una balacera. En ese caso, Luany era la víctima del delito.

Información imprecisa

Espinoza se puso chivísima al recordar que la familia de la joven salió diciendo que el OIJ no trabajaba los fines de semana, pues señaló que incluso el sábado 13 de junio realizaron un operativo a raíz de una información imprecisa que la mamá de Luany dio al 911.

Según el OIJ, la mamá de Luany nunca mencionó al sospechoso Foto: MSP
Según el OIJ, la mamá de Luany nunca mencionó al sospechoso Foto: MSP

“El reporte lo hace la mamá de la víctima, la señora que el jueves solo nos dijo que la hija no estaba, ahora sí nos quiere dar un dato, ahora sí sabía dónde estaba.

“Dijo que recibió datos por un mensaje privado, nos dio la dirección donde estaba su hija, señaló que era un precario cerca del motel La Fuente (en San Francisco de Dos Ríos), nos dijo que no sabía si estaba por voluntad y que el barrio es muy peligroso”, detalló Espinoza.

Ese día la Policía Judicial montó un operativo y entrevistó a varias personas, pero no encontraron rastro de la muchacha.

Espinoza dijo que al reportarle esto a la mamá de Salazar, la señora reveló nuevos datos que no aportó al momento de la denuncia, como que su hija fue vista por última vez por una amiga de apellido Urbina.

“Nuevamente la señora no mencionó a ningún consumidor como sospechoso, no nos dice que tiene sospechas de nada”, añadió el director del OIJ.

Reveló al sospechoso

El OIJ entrevistó a la amiga de Luany y fue hasta ese momento, luego de realizar cerca de 17 acciones de investigación, que se mencionó al sospechoso del crimen, apellidado Mejía Chavarría, alias Hipie (detenido el 16 de junio).

“Ella sí nos contó qué fue lo paso antes del hecho delictivo, nos señaló que la joven ahora fallecida le pidió un cigarro de marihuana y que salieron a consumirlo, que se dirigían a la vivienda de su novio y que en ese lapso llegó un sujeto al que le dicen Hipie, esta es la primera vez que escuchamos de él”, explicó Espinoza.

La mamá de Luany asegura que ellos desde un inicio le dijeron al OIJ que Mejía era el principal sospechoso de la desaparición, pero según Espinoza, ella nunca mencionó ni quiera su apodo.

“Ella (Urbina, la amiga) nos dijo que eran amigos (Luany y Mejía) y que se retiraron del lugar como consecuencia de una transacción comercial, el intercambio de dinero por un servicio, y que la actividad era pacífica.

Patricia Zamora, mamá de Luany presentó una denuncia contra el OIJ. foto Alonso Tenorio
Patricia Zamora, mamá de Luany presentó una denuncia contra el OIJ. foto Alonso Tenorio

Además de eso, en la entrevista a la joven, la Policía Judicial logró averiguar que “Hipie” se había ido de Linda Vista y se encontraba viviendo en San Pablo de Heredia.

Celular con fotos

El director del OIJ asegura que hasta ese momento todavía manejaban el caso como una desaparición; sin embargo, todo cambió el lunes 15 de junio.

“Ese día, gracias a publicaciones en redes y medios y el contacto de un agente del OIJ de Heredia, encontramos el primer dato objetivo sobre un delito, el celular de la joven en manos de un tercero.

“Lo encontramos en un taller de reparación en el sector conocido como la Coca Cola en San José, la persona que lo estaba reparando tuvo acceso a las fotos y vio que había imágenes de Luany, por lo que dio aviso al OIJ”, contó.

Espinoza no dio mayores explicaciones sobre cómo el celu llegó hasta ese taller, pero dijo que ese elemento, junto con el sospechoso que ya tenían en la mira, les iba a permitir realizar allanamientos; sin embargo, pocas horas después fue cuando la familia halló el cuerpo.

Enterrada de inmediato

Además de mencionar que Salazar falleció producto de varias puñaladas, Espinoza detalló que la autopsia reveló que la joven tenía más de 4 días de fallecida.

“El cuerpo fue envuelto en un plástico usado en construcción, que es grande y duro, fue enrollado y hecho una especie de puro, envuelto en cinta adhesiva y fue enterrado de inmediato, tanto así que no encontramos larvas”.

Patricia Zamora, mamá de Luany, presentó una denuncia contra el OIJ. Foto: Alonso Tenorio
Patricia Zamora, mamá de Luany, presentó una denuncia contra el OIJ. Foto: Alonso Tenorio

Espinoza aseguró estar muy extrañado de que la mamá de Luany no les hablara sobre Hipie antes, ya que por medio de la investigación descubrieron que ella lo tuvo cara a cara el jueves 11 de junio.

“Ese joven Hipie fue abordado por la comunidad el jueves y lo habían golpeado, eso hizo que se retirara del lugar. Incluso lo llevaron hasta el salón donde trabajaba la mamá, eso significa que ella ya sabia quién era él y lo conocía, lo que siempre nos llamó la atención es por qué no nos lo dijo cuando presentó la denuncia”.

El director del OIJ aseguró que siente mucho respeto por el dolor y la angustia que está sufriendo la mamá y la familia de Luany, pero fue contundente al decir que no permitirá que se manche la imagen de la Policía Judicial con acusaciones sin fundamento.