Alfonso Quesada, Adrían Galeano Calvo.1 diciembre, 2019

La falta de iluminación en una carretera habría sido uno de los factores que provocó que el conductor de un pick chocara contra una moto en la que viajaban dos amigos, quienes murieron debido al bombazo.

El fatal accidente ocurrió este sábado a eso de las 10 de la noche en barrio San Martín de Quepos, Puntarenas, en las inmediaciones del aeropuerto La Managua.

La Policía Judicial identificó a los fallecidos como Mario Rojas Rodríguez, de 25 años, y Pablo Alfonso Fernández Alvárez, un argentino nacionalizado tico, de 51 años.

Aparentemente, al momento de los hechos los motociclistas se dirigían hacia un salón de baile para encontrarse con varios amigos y pasar un buen rato.

Víctor Sánchez, testigo del accidente, contó que los motorizados fueron embestidos por detrás por el conductor de un carro, quien se detuvo a los pocos metros. Trascendió que el chofer sería un extranjero de apellido León.

Los amigos murieron de forma instantánea por el golpe. Foto Alfonso Quesada.
Los amigos murieron de forma instantánea por el golpe. Foto Alfonso Quesada.

El OIJ informó que investigan las circunstancias que mediaron en el accidente, pero de momento manejan la versión preliminar de que por la falta de iluminación el conductor no habría visto a los motorizados.

El chofer del chuzo fue llevado a un centro médico para que se le aplicara la alcoholemia y que lo atendieran, ya que presentaba unos goles, ninguno de gravedad.

Trascendió que Fernández tenía cerca de 24 años de vivir en Costa Rica y era el administrador de un restaurante de mariscos en Quepos. Además se dedicaba a comercializar muebles, según había detallado en su perfil de Facebook.

En cuanto a Rojas, este era vecino de Quepos y en apariencia trabajaba en un almacén.

De acuerdo con datos de la Policía de Tránsito, hasta el pasado sábado 23 de noviembre se registraban un total de 337 personas fallecidas por accidentes en carretera.