Rocío Sandí.10 agosto

Dos mujeres de apellidos Saballos, de 37 años, y Cascante, de 48, cayeron en manos de la Policía como sospechosas de vender drogas en la zona sur del país.

Las vivazas usaban un lavacar como mampara para la venta ilegal, además, sus casas eran las bodegas para almacenar las sustancias.

Según informó el ministerio de Seguridad Pública, las detenciones las hizo la Policía de Control de Drogas (PCD) luego de una investigación que inició el 8 de julio anterior luego de que varios vecinos denunciaran a las mujeres en la línea confidencial 1176.

Las autoridades informaron que con ‘el negocio’ de las sospechosas en la zona aumentaron los robos y la violencia.

Las capturas se dieron en Ciudad Neily de Corredores, en los barrios Barrio San Rafael y La Unión.

Los agentes de la PCD allanaron las casas de Saballos y Cascante, en las que decomisaron 13 dosis de marihuana, una pesa, ¢158.000 y $162.