Adrían Galeano Calvo.4 noviembre, 2019
Don Evelio tiene 29 años de formar parte de la Fuerza Pública. Foto cortesía.
Don Evelio tiene 29 años de formar parte de la Fuerza Pública. Foto cortesía.

Don Miguel Esquivel, de 58 años y don Evelio Sánchez, de 60, son dos oficiales de la Fuerza Pública que están a punto de pensionarse, pero que siguen trabajando con las mismas ganas como si se tratara de su primer día.

Ellos fueron los valientes que el pasado viernes detuvieron a tres sujetos de apellidos Araya, Mendoza y Zúñiga porque se metieron a robar al Megasuper de Tres Equis de Turrialba.

Don Miguel contó que él y su compañero son los policías con más edad en la delegación de Pavones, en Turrialba, pero aseguró que todavía se sienten como unos chiquillos que apenas están estrenando el uniforme.

“La gente de la comunidad y los mismos compañeros todavía nos felicitan cuando nos ven, porque no fue nada fácil que nosotros dos nos enfrentáramos a tres delincuentes que andaban fuertemente armados”, dijo Miguel.

Estaban cerca

Equivel contó que todo ocurrió el pasado 31 de octubre como a las 6:20 p. m. cuando recibieron la alerta sobre el asalto al súper y casualmente ellos dos estaban a escasos 200 metros.

“Nos preguntaron (por radio) si íbamos a esperar apoyo y yo les dije ‘vamos para adelante, con el chaleco puesto, armados y de la mano de Dios’ y salimos soplados”, recordó don Miguel.

11 horas tardaron los veteranos en capturar a los asaltantes
Don Miguel aseguró que hasta después de pensionado seguirá siendo un policía. Foto cortesía.
Don Miguel aseguró que hasta después de pensionado seguirá siendo un policía. Foto cortesía.

Don Evelio dijo que cuando llegaron, los maleantes apenas iban saliendo y al ver las luces de la patrulla los bichos se metieron a un charral en dirección a una quebrada.

Al poco tiempo llegaron otras patrullas de Turrialba y realizaron un operativo de búsqueda para tratar de dar con los asaltantes.

Pasada la medianoche Esquivel y Sánchez regresaron a la delegación para cambiarse de ropa y tomarse un café, pues no habían comido y estaban empapados por el fuerte aguacero que cayó en esa zona.

Segunda oportunidad

Sánchez recordó que cuando estaban en la delegación, a eso de las 4 a. m. recibió la llamada de un amigo, quien le dijo que tres sujetos muy sospechosos iban caminando hacia una parada de buses, en dirección hacia Siquirres. El poli supo en su interior que eran los asaltantes.

“Yo le dije al compañero (Esquivel) ‘vámonos, a la vida o a la muerte, hay que arriesgar todo, para eso tenemos el uniforme”, agregó Sánchez.

Los oficiales salieron soplados hacia la parada de buses y ahí encontraron a los bichos, por lo que, sin pensarlo dos veces, les atravesaron la patrulla y los encañonaron.

Luego de ponerlos pecho a tierra, los uniformados le quitaron un maletín a los bichos, en el cual llevaban parte del botín y una pistola.

Estos veteranos trabajan en la delegación de Pavones de Turrialba, pero son muy conocidos en Tres Equis, ya que como ahí no hay delegación, ellos son los que suelen hacer recorridos preventivos por esa zona.
Los maleantes no pudieron hacer nada contra los dos veteranos. Foto: MSP.
Los maleantes no pudieron hacer nada contra los dos veteranos. Foto: MSP.

Este lunes las autoridades dieron a conocer que a los tres asaltantes que detuvieron los veterano les metieron tres meses de prisión preventiva por el atraco al súper.

Una pasión

Ambos oficiales coincidieron en que aún sienten la misma pasión por su trabajo como cuando ingresaron a la Academia de Policía, por eso es que piensan que les va a pegar duro cuando tengan que colgar el uniforme.

“Me va a hacer mucha falta porque son tantos años trabajando, a veces uno está deseando llegar a la delegación, porque que es la segunda casa de uno”, dijo Esquivel.

A don Miguel le quedan cerca de tres años para pensionarse, mientras que a don Evelio poco más de un año y por eso la familia de este último está muy contenta, aunque si fuera por él, seguiría un par de años más.

“Vieras mis hijas como se molestan, me dicen que no dejo eso, que parece mi primer día, yo les digo que cuando ingresé a trabajar hice la promesa de entrar con la frente en alto e irme de la misma forma, dándole al pueblo lo que se merece”, dijo Sánchez.

Los uniformados dijeron que si les toca actuar de nuevo en una situación como esta, lo harán sin dudar, pues están comprometidos con su trabajo y deseaban disfrutarlo hasta sus últimos días.