Reyner Montero.12 junio
Mejías era propietarios de al menos 35 perros que vivían con él. Foto: Reiner Montero
Mejías era propietarios de al menos 35 perros que vivían con él. Foto: Reiner Montero

Un hombre que llevaba un litro de leche para regalárselo a su hermano descubrió que este fue asesinado de varias puñaladas en el patio de su casa.

El atroz ataque ocurrió pasadas las 3 de la tarde de este miércoles, en El Jardín en La Rita de Pococí, Limón, específicamente en una casa ubicada un kilómetro y medio al este del Ebáis de la localidad.

El fallecido fue identificado por la Policía como Rafael Mejías Alvarado, de 73 años, quien vivía solo en una finca ganadera.

La Fuerza Pública confirmó que el cuerpo estaba en el patio, arrecostado a una malla de sarán que habían colocado hace unos días para que varios de sus perros no se salieran.

“Cuando pasaba mi hermano siempre me gritaba y saludaba, me decía ‘Dios lo acompañe’. Hoy cuando venía bajando en bicicleta le grité varias veces y no me contestó, por lo que abrí un portillito y lo encontré muerto.

"Siempre le llevaba un litro de leche. La última vez que lo vi fue hoy (miércoles) a las 5:30 a. m. Vivía solo desde hace tres años y medio”, dijo Fernando Alvarado, hermano del fallecido.

Trascendió que la víctima presentaba varias heridas provocadas con un cuchillo en su cuello y brazos, estas últimas en apariencias se las causaron cuando trató de defenderse.

Fernando dijo que su hermano no tenía enemigos; sin embargo, contó que a algunos vecinos les molestaba que el tuviera 35 perros en su propiedad, sobre todo porque los peluditos a veces se salían para perseguir a los motociclistas y a algunas personas que pasaban por ahí.

Alvarado recordó que don Rafael estaba dispuesto a entregarle los perros a Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) para que se encargaran del cuidado de estos.

De momento las autoridades judiciales no han determinado un móvil para el homicidio.