Silvia Coto.12 febrero
Las autoridades han detenido a 16 hombres por este caso. Foto: OIJ
Las autoridades han detenido a 16 hombres por este caso. Foto: OIJ

El OIJ capturó la mañana de este martes a un empleado judicial sospechosos de darle información de lo que pasaba dentro de los Tribunales de Golfito a un grupo dedicado al narcotráfico que también fue detenido.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, detalló que se trata de un joven de apellido Castillo Chavarría de 22 años, quien breteaba como técnico judicial en el Juzgado Penal de Golfito.

Al parecer, Castillo le daba detalles a los sospechosos sobre investigaciones relacionadas al narco.

“Les daba datos con causas penales pendientes y en desarrollo en Golfito, datos de audiencias y medidas cautelares, era la presencia y oídos de la organización en los tribunales”, dijo Espinoza.

Los agentes decomisaron varios carros. Foto: OIJ
Los agentes decomisaron varios carros. Foto: OIJ
Frase: "El técnico judicial era la presencia y oídos de la organización en los tribunales”, dijo Walter Espinoza, director del OIJ.

Además de Castillo, los agentes del OIJ, en un trabajo conjunto con oficiales de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y la Unidad de Intervención Policial (UIP), detuvieron a cinco personas más en esa zona, en el operativo bautizado Esperanza.

Dichos operativos se realizaron en Bella Vista, Kilómetro 3 y Kilómetro 5, todos en Golfito.

La banda era liderada por un hombre de apellido Ramírez de 44 años, conocido como Tío. No tenía antecedentes y vivía en un condominio en San Antonio de Belén, Heredia.

Tío se encargaba de enlazar a los miembros de la banda en Costa Rica y en Colombia. Además era quien definía los roles de la banda, según el OIJ.

Los otros detenidos este martes son de apellidos Gómez Quirós, Díaz Chaves, Campos Marín, Castillo Alfaro y Villalobos Cavallari, con edades entre los 49 y 21 años. Ellos son los sospechosos de proveer fincas para ocultar la droga y facilitar las lanchas para moverla en Costa Rica, además de la custodia mientras se definía el destino final.

En los allanamientos encontraron evidencia importante. Foto: OIJ
En los allanamientos encontraron evidencia importante. Foto: OIJ

Espinoza explicó que la banda movía la mercancía desde Colombia en embarcaciones. Esta llegaba a Golfito y la almacenaban en distintas fincas, después la llevaban a Europa y países al norte de Costa Rica.

Durante la investigación, las autoridades detuvieron a 16 personas y decomisaron 2739 kilos de cocaína.

Espinoza explicó que la banda opera en el país desde julio del 2017.

La cocaína se les decomisó en tres operativos en altamar, el primero en la embarcación Rey de reyes, donde les quitaron 34 kilos de coca y detuvieron a tres hombres, el 26 de agosto pasado.

El segundo fue el 16 de noviembre cuando les decomisaron a tres sospechosos 1.005 kilos de cocaína en la lancha Jassiel Patricia 1.

El último de los casos fue el 26 de noviembre, ese día cayeron 1.700 kilos en la embarcación Miriam 5, donde también detuvieron a tres tipos.

Las autoridades todavía buscan a un hombre identificado como Harold, que era el enlace con Colombia y proveedor de la cocaína.

En los allanamientos decomisaron celulares, siete carros, dos pistolas, una escopeta y un revólver, radios de comunicación, dinero y municiones.