Alejandra Portuguez Morales.24 octubre
Allison será sepultada este domingo 25 de octubre en Birrisito. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Allison será sepultada este domingo 25 de octubre en Birrisito. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Volver a tener a Allison en Ujarrás era un sueño para doña Yendry Vásquez, su mamá.

Este sábado 24 de octubre por fin la muchacha de 18 años regresa a casa. No ocurre como ellos y el país habría querido, pero al fin se le dará sepultura en la tierra que la vio nacer.

Hace pocos minutos, los parientes de Allison llegaron a la funeraria Valle de Paz, en la Sabana (frente al Gimnasio Nacional), donde les serán entregados los restos de la joven.

Allison regresa a casa en una caravana de amor

Posted by La Teja on Saturday, October 24, 2020

Los esperaban doña Yendry y Xiomara, la tía de Allison, y otros parientes.

Los parientes llegaron temprano a la funeraria. A. Portuguez.
Los parientes llegaron temprano a la funeraria. A. Portuguez.

De allí saldrán en una caravana de carros que llevan globos y el nombre de Allison pintado.

Este sábado será la vela en la iglesia de Ujarrás, más tarde la llevarán a la casa familiar y mañana la sepultarán en el cementerio de Birrisito.

Casi 8 meses después de la desaparición de la joven, la familia podrá sepultarla. A. Portuguez
Casi 8 meses después de la desaparición de la joven, la familia podrá sepultarla. A. Portuguez

Allison fue vista por última vez el 4 de marzo, cuando regresaba a casa luego de estar donde la suegra.

Durante seis meses la familia el soportar el dolor de desconocer dónde estaba. Sus peores temores se convirtieron en realidad el 27 de setiembre, cuando un tío encontró una blusa y un tenis que le pertenecían a Allison en el basurero clandestino de San Jerónimo de Cachí.

La mamá y la abuela de Allison pudieron bajar hasta el sitio donde hallaron a la muchacha: Cortesía David Serrano para LT
La mamá y la abuela de Allison pudieron bajar hasta el sitio donde hallaron a la muchacha: Cortesía David Serrano para LT

Al día siguiente el OIJ y miembros de Rescate Urbano encontraron más restos.

Un hombre de apellidos Sánchez Ureña, conocido como “Sukia”, permanece detenido como sospechoso principal de haberla asesinado.