Alejandra Portuguez Morales.15 agosto

Ni la muerte pudo separar el amor entre don Manuel Núñez Mata de 71 años y María Consuelo Solórzano Araya de 66, quienes serán sepultados juntos en el cementerio de Liverpool, en Limón.

Los hijos de don Nel, como le decían de cariño al señor, escogieron ese lugar porque ahí se crió el señor.

Los esposos son las víctimas mortales más recientes de la segunda provincia más violenta del país. De acuerdo con el OIJ, a ellos los atacaron la madrugada del miércoles anterior para robarles.

Katania Núñez, hija de Núñez, contó que la familia trata de llenarse de valor para enfrentar la ausencia del matrimonio.

“Es muy triste la manera en la que nos los quitaron, esto ha sido una gran pérdida, a todos nos ha afectado porque uno nunca se espera una situación así, más que eran personas buenas y no tenían problemas con nadie, mi hermano menor está muy afectado, porque pasaba mucho tiempo con ellos, era quien les hacía los mandados y los acompañaba en el negocio”, expresó Katania.

La hija recordó el gran cariño que se tenía la pareja.

“Ellos se habían casado a escondidas, cuando nos enteramos les dijimos que si nos hubiesen contado, fijo les hacíamos mínimo un queque, nosotros vivíamos muy contentos con el matrimonio de ellos.

“Ella era una mujer muy trabajadora y conmigo fue muy buena, de mi papá le puedo decir que fue el mejor en todo, fue una persona humilde y esforzada”, agregó.

Manuel Núñez Mata y María Consuelo Solórzano Araya son recordados como personas humildes y trabajadoras, la hija Katania (blusa negra) guarda con cariño la foto. Foto: Cortesía Katiana
Manuel Núñez Mata y María Consuelo Solórzano Araya son recordados como personas humildes y trabajadoras, la hija Katania (blusa negra) guarda con cariño la foto. Foto: Cortesía Katiana
“Vivíamos muy contentos con su matrimonio y el amor que ambos se tenían”, dijo Katania Nuñez, hija del señor.

Luis Monge, vecino de la pareja los recordó como personas amigables y serviciales.

“Siempre le hice trabajos de construcción a don Nel, él era una persona que le gustaba ayudar a los demás, a cambio de nada”, dijo Monge.

El ataque

Al parecer doña Consuelo abrió la cortina de la pulpería, que queda en Envaco de Limón, antitos de las 5 a. m. del miércoles anterior, cuando los asesinos se metieron al local y los atacaron.

Este viernes los hijos de Nel estaban en su casa y notaron que faltaban las joyas de doña Consuelo, así como la billetera y el celular de don Nel, sin embargo, desconocen que otras cosas más se llevaron.

Si usted tiene información sobre los responsables del doble homicidio llame a la línea confidencial 800 8000 645.

Los esposos serán velados este viernes, el sábado los despedirán con una misa en Liverpool y luego los sepultarán.