Adrían Galeano Calvo.29 octubre
Bill junto a su esposa Cyndi, quien de milagro sobrevivió al accidente. Foto tomada de Facebook.
Bill junto a su esposa Cyndi, quien de milagro sobrevivió al accidente. Foto tomada de Facebook.

Bill Stevens, uno de los tres estadounidenses que falleció en el choque entre una buseta y un tráiler, será despedido por sus seres queridos en medio de un fiestón en un bar.

Aunque aún sienten mucho dolor por el trágico accidente sucedido el viernes 18 de octubre en Santa Elena de La Cruz, Guanacaste, los familiares de Stevens, de 50 años, decidieron organizar una despedida como él la habría deseado.

La vela de Bill se llevará a cabo este domingo 3 de noviembre al mediodía en la funeraria Draeger- Langendorf, en el estado de Wisconsin.

Los familiares pidieron que nadie llegue de negro, pues a Stevens le hubiera encantado ver a todos sus amigos con la camisa del equipo de sus amores: los Green Bay Packers, de la liga profesional de fútbol americano (NFL).

También indicaron que quienes no tengan la camisa del equipo pueden ir de verde y dorado (colores de los Green Bay Packers). Además, en son de broma, también dijeron que nadie puede llevar prendas del equipo de béisbol Los Cerveceros de Milwaukee pues aún no están en temporada.

Bill era aficionado de los Green Bay Packers de Wisconsin. Foto Archivo.
Bill era aficionado de los Green Bay Packers de Wisconsin. Foto Archivo.

Pero la celebración no termina ahí.

Por medio de la página web de la funeraria indicaron que la vela finalizará a las 3 de la tarde y luego todos vayan a un bar local a realizar una fiesta “packer” en honor a Bill.

“Los invitados pueden donar bebidas o aperitivos para la fiesta a su llegada”, indica la publicación.

El funeral de Steven se llevará a cabo a las 9:30 a.m. del lunes en la iglesia Santa Rita en Wisconsin.

Bill tenía más de 30 años de casado y era padre de dos muchachas de nombres Victoria y Paige. Además era propietario de una empresa en Milwaukee que prestaba servicios de carga aérea y entrega.

En cuanto a sus amigos, Andrew y Jennifer Niemiec, quienes también fallecieron en el accidente, ellos fueron enterrados de forma privada el lunes 28 de octubre luego de una misa en la iglesia católica Saint Alphonsus, en Greendale, Wisconsin.