Adrían Galeano Calvo.23 septiembre, 2019
Los uniformados revisaron buses y carros. Foto Migración.
Los uniformados revisaron buses y carros. Foto Migración.

Oficiales de la Policía Profesional de Migración le pusieron fin a la fiesta que tenía aquí un estadounidense considerado todo un peligro por sus antecedentes penales.

La captura se llevó a cabo el 20 de setiembre en medio de un operativo realizado en Jacó, Puntarenas; sin embargo, las autoridades lo informaron hasta la tarde de este domingo.

La oficina de prensa de Migración no dio a conocer la identidad del extranjero, pero detalló que cuenta con antecedentes penales en su país por robo, asalto y conducción temeraria.

Las autoridades lo detuvieron por calzar a la perfección con el perfil de extranjero que representa un riesgo para la seguridad pública.

Sorprendidos
De acuerdo con las autoridades Jacó es uno de los puntos donde hat más extranjeros indocumentados. Foto Migración.
De acuerdo con las autoridades Jacó es uno de los puntos donde hat más extranjeros indocumentados. Foto Migración.

La Policía de Migración explicó que el operativo realizado en Jacó también tenía como fin la detención de varias personas que le andan huyendo y frecuentan esa zona turística del Pacífico central.

“Estas acciones se enfocaron en abordar objetivos específicos de acuerdo a información recibida previamente sobre la permanencia de personas extranjeras en condición migratoria irregular”, indica el reporte policial.

Durante el operativo, en el cual participaron 30 uniformados, se hizo un control de carretera para revisar carros y autobuses y además se hicieron inspecciones en locales comerciales, salas de masaje, hostales y cuarterías.

Al final los uniformados lograron detener a 10 personas en condición irregular entre colombianos, dominicanos, nicaragüenses, salvadoreños y mexicanos, entre otros.

Tanto el estadounidense peligroso como los otros detenidos fueron llevados a las instalaciones de la Policía Profesional de Migración, en Los Lagos de Heredia, y puestas a las órdenes del Centro de Aprehensión Región Central para los trámites correspondientes.