Adrían Galeano Calvo.23 octubre, 2019
Bill y Cyndi Stevens, se conocieron cuando tenían 16 años. Foto tomada de Facebook.
Bill y Cyndi Stevens, se conocieron cuando tenían 16 años. Foto tomada de Facebook.

Cyndi Stevens sobrevivió como de milagro al trágico choque entre una buseta y un tráiler que cobró las vidas de tres turistas estadounidenses y un tico, sin embargo, en ese hecho perdió al amor de su vida.

Su esposo Bill Stevens, con quien compartió 34 años, fue una de las víctimas mortales del accidente ocurrido la noche del pasado viernes en Santa Elena de La Cruz, Guanacaste.

En el choque, provocado por un trailero salvadoreño que iba borracho, también fallecieron los esposos Andrew y Jennifer Niemiec, ambos de 46 años, quienes eran amigos de Bill y Cyndi.

El costarricense fallecido fue Eduardo Arrieta Astudillo, quien manejaba la buseta.

La noche de este martes, por medio del perfil de Facebook de su hermano, Cyndi hizo una publicación para dar a conocer que finalmente había regresado a su hogar en Salem, estado de Wisconsin, donde se reencontró con sus dos hijas.

Duro regreso

La señora pudo viajar en poco tiempo a Estados Unidos debido a que solo sufrió algunos golpes y cortes en el accidente y los médicos le dieron de alta el mismo fin de semana.

“¡Acabo de llegar a casa segura y feliz de darles un fuerte abrazo a nuestras chicas! Por favor, mantenga a todas las familias en sus oraciones. Los mantendremos informados de los servicios funerales. A nuestra familia le gustaría agradecerle todo el amor y el apoyo que hemos recibido”.

Amor para toda la vida
Los esposos Andrew y Jennifer Niemiec. Foto tomada de Facebook.
Los esposos Andrew y Jennifer Niemiec. Foto tomada de Facebook.

Cyndi también aprovechó la publicación para despedirse de su querido esposo, asegurando que Bill fue su primer y único amor, por lo que nadie podrá remplazarlo.

“Estoy tan agradecida de haber encontrado el amor de mi vida a los 16 años. Él era mi amigo, mi amor y mi pareja. Bill me proporcionó estabilidad y dos señoritas hermosas, inteligentes y responsables. Estoy devastada al tener que decirles que Bill y nuestros amigos, Jennifer y Andy no sobrevivieron”, indica la publicación.

Stevens señaló que los otros tres sobrevivientes, cuyas identidades no han trascendido, también son amigos suyos e indicó que solo uno de ellos permanece internado y delicado.

Ante una consulta hecha por La Teja, el OIJ informó que los cuerpos de Andrew y Jennifer Niemiec ya fueron retirados, pero el de Bill todavía permanece en la morgue judicial.

Ni disfrutaron

Una de las cosas más tristes es que los estadounidenses ni siquiera tuvieron tiempo para disfrutar las bellezas de Costa Rica, pues el accidente se dio el mismo día que llegaron.

La Dirección General de Migración y Extranjería confirmó que los tres estadounidenses que fallecieron en el choque llegaron a Costa Rica el 18 de octubre.

Andrew y Jennifer Niemie vivían en la localidad de Franklin, en el estado de Wisconsin, y eran padres de dos menores de edad.