Silvia Coto.2 agosto
La bichota pesa 25 kilos. Foto: Refugio Herpetológico
La bichota pesa 25 kilos. Foto: Refugio Herpetológico

En el Refugio Herpetológico de Santa Ana están impresionados con una culebrota boa constrictor que les llevaron los bomberos después de rescatarla y que es la más grande que les ha llegado.

Rodolfo Vargas, fundador del Refugio Hepertológico, nos contó que la bichota la encontraron el martes pasado, a las 9:26 de la mañana, en las cercanías de la última parada de buses en Tejarcillos de San Felipe de Alajuelita.

Por lo que ante el miedo de los lugareños los bomberos se encargaron de capturarla.

“Cuando los vecinos la vieron, se asustaron y llamaron a los bomberos para ver que se podía hacer, la culebra estaba metida en un lote baldío, entonces ellos fueron los que la rescataron y nos la trajeron”, contó Vargas.

Los animales que están lastimados se quedan en el refugio sino pueden volver a su hábitat. Foto: Refugio Hepertológico.
Los animales que están lastimados se quedan en el refugio sino pueden volver a su hábitat. Foto: Refugio Hepertológico.

Según este biólogo, no es tan común ver en San José culebras tan grandes, esta midió tres metros con 15 centímetros y pesa 25 kilos.

“Hemos visto que están apareciendo culebras de dicha especie grandecitas, sobre todo boa constrictor en Alajuelita, la de mayor tamaño que se ha encontrado en Costa Rica es de tres metros y 40 centímetros. La boa no es venenosa, pero con este tamaño sí puede comerse un gato, un perro u otro animal doméstico” dijo Vargas.

El experto asegura que por el tamaño la gente se asusta muchísimo, pero lo mejor siempre es pedir ayuda a las autoridades competentes para que las rescate.

“Para nosotros fue muy impresionante verla, la revisamos y como estaba bien, el jueves la llevamos a una zona boscosa cerca de donde apareció para que pueda volver a su hábitat”, dijo Vargas.

Al refugio llevan casi 120 boas por año.

Boa constrictor: es la serpiente más grande de Costa Rica, puede llegar a medir hasta 4 metros. Es común verlas en Guanacaste, el Caribe, en Arenal, Puntarenas, Osa, Tempisque y Tortuguero. Se alimentan de lagartijas, aves, conejos y hasta monos. Es lenta en sus movimientos.