Sucesos

¡Estos vecinos valen oro! Le construyen casa a hermanos que la perdieron en incendio

Incendio ocurrió el 23 de febrero y los vecinos necesitan un empujón para terminarla

EscucharEscuchar

Los vecinos de Pueblo Nuevo, en Rivas de Pérez Zeledón, son un ejemplo a seguir, ellos no han descansado después de que un incendio le arrebató su humilde casita a dos hermanos de la comunidad.

La emergencia se dio la mañana del 23 de febrero.

Don Armando Cordero, uno de los vecinos, nos contó que, ese día, Moisés Solís Fonseca estaba como a un kilómetro de su vivienda con él y otros conocidos, cuando le llegaron a avisar que su casita se estaba quemando.

“Él vive con otro hermano, que tiene discapacidad mental, que hace que él suba y baje muchas veces a la pulpería, ese día la casa se estaba quemando y Enrique iba caminando a la pulpería. Cuando llegó, la casa ya se había quemado, al otro muchacho lo llevaron en una moto y ya no había nada qué hacer, en cuatro minutos la casa, como dicen, quedó en el suelo”, dijo Cordero.

Los dos afectados tienen un hermano que se llama Héctor y se gana la vida como jornalero, él había dejado la moto que usaba para movilizarse en la vivienda, esta también ardió.

“Por dicha no había nadie dentro de la casita, los bomberos lo que dijeron fue que el incendio se debió a un cortocircuito”, dijo.

Los hermanos Solís se quedaron con lo que andaban puesto y tuvieron que ir a quedarse a la casa de familiares.

Don Armando asegura que ese mismo día, en un grupito de WhatsApp, convocaron a una reunión para ver cómo podían ayudar y volver a construir la casa.

Y estos vecinos no le dan largas a nada y al tercer día ya había maquinaria pesada limpiando. En total, sacaron ocho vagonetas. La gente de la comunidad aportó dinero, también la iglesia católica se puso la camiseta y les ayudó mucho a recolectar platita. También personas de otros lugares del país y hasta algunas que viven en Estados Unidos dieron su granito de arena. También se apuntaron algunos comercios de ese distrito.

“Los afectados son vecinos de esta comunidad de toda la vida y con lo que nos alcanzó compramos las baldosas y levantamos el cajón, pudimos techar y chorrear el piso, pero nos falta bastante”, dijo Armando.

El encargado de la construcción nos contó que el IMAS les dio dos camitas, un juego de comedor y una plantilla.

“La gente está muy identificada con ayudar, hay días que hay tres constructores, otros días hay hasta 12, vienen carpinteros, albañiles y hasta un electricista quedó de venir en estos días, algunas personas hasta han pedido permiso en sus trabajos para poder ayudar con la mano de obra. La casita no tiene cielorraso, puertas, ventanas, ni cerámica, estamos dando prioridad a los más urgente”, detalló.

Cordero nos contó que la casita quedó dividida como en dos apartamentos, para que cada hermano tenga su espacio, además nos comentó que quedaron bien grandecitos.

Los vecinos esperan ver la casita terminada pronto, pero siguen necesitando un empujoncito. Si usted quiere ayudarlos puede llamar al teléfono 8912-7037 con don Armando Cordero, ese número cuenta con SINPE Móvil.

Los hermanos son bastante tímidos y por eso don Armando nos contó todo, ellos están muy agradecidos por todo el cariño que les están dando en su barrio.

Silvia Coto

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.