Silvia Coto.7 febrero, 2020
Don Carlos Caicedo, papá de Carla, se siente triste ya que seguramente no podrá estar para la sentencia. Foto Alonso Tenorio
Don Carlos Caicedo, papá de Carla, se siente triste ya que seguramente no podrá estar para la sentencia. Foto Alonso Tenorio

La exagente del OIJ Valeria Ávila tendrá que presentarse el miércoles a dar su testimonio ante los jueces del Tribunal de Pavas en el juicio por el asesinato de Carla Stefaniak.

Así lo indicaron los jueces este viernes durante la audiencia de la mañana.

Esta decisión la tomaron después de que un médico forense valorara el expediente que los agentes del OIJ decomisaron en una clínica, donde a la mujer le realizaron una rinoplastía (operación en la nariz) y otra cirugía cosmética. Por estos procedimientos es que la mujer aseguró que no podía presentarse a declarar.

El testimonio de Ávila es fundamental en el juicio porque ella fue la investigadora del OIJ que capturó al guarda Bismark Espinoza como sospechoso de la muerte de la turista venezolana.

El miércoles, antes de la 1:30 de la tarde, la exagente debe dar su declaración. Foto: LT
El miércoles, antes de la 1:30 de la tarde, la exagente debe dar su declaración. Foto: LT

Los agentes del OIJ no la pudieron notificar y ella fue quien se comunicó con la Fiscalía para avisar que declararía el miércoles 12 de febrero por estar en un proceso de recuperación.

Los jueces aseguraron este viernes que darán tiempo hasta el miércoles a la 1:30 de la tarde para que la mujer se presente a dar su declaración, de lo contrario, los agentes del OIJ tendrán que presentarse de nuevo en su vivienda y trasladarla hasta los Tribunales de Pavas.

Tiene que irse

Por otro lado, don Carlos Caicedo, papá de Carla, se encuentra muy angustiado porque debe regresar a Venezuela el próximo viernes 14 de febrero, o sea, se irá ante de que el juicio concluya.

Él no puede quedarse más días en el país porque tendría que comprar otro tiquete de avión y no cuenta con los recursos para hacerlo, pues desde que Carla falleció han enfrentado una situación económica difícil.

Por eso don Carlos tendrá que enterarse de la decisión de los jueces por medio de una llamada telefónica de sus abogados.