Silvia Coto.13 abril
El excura Mauricio Víquez Lizano deberá hacerle frente a 53 cargos de abuso sexual. Fotografía de Adriana Araya
El excura Mauricio Víquez Lizano deberá hacerle frente a 53 cargos de abuso sexual. Fotografía de Adriana Araya

La llegada al país del excura Mauricio Víquez podría darse en cualquier momento ya que, aunque no se ha definido una fecha, las autoridades mexicanas dieron luz verde para que sea extraditado a Costa Rica.

“La Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público (OATRI) confirmó que la extradición de Víquez ya se encuentra en firme y, actualmente, se encuentra realizando las coordinaciones necesarias para la entrega del imputado por parte de las autoridades de México. La OATRI dijo que, debido a que el proceso se encuentra en desarrollo, no se cuenta con una fecha definida para la extradición”, detalló el Ministerio Público.

Al parecer, Víquez y su defensor, Rafael Rodríguez, no apelaron la resolución del juez mexicano Juan Mateo Brieba De Castro, quien le negó en febrero pasado al exsacerdote un recurso que presentó para evitar ser extraditado a Costa Rica.

Cuando Víquez presentó ese recurso, los medios aztecas informaron que los argumentos que dio eran infundados.

“Alegó que su detención en nuestro país, ocurrida en 2019, no cumplía con los requisitos que marca el Tratado de Extradición entre ambas naciones, y que los delitos que se le imputan ya prescribieron”, detalló el medio azteca Milenio.

A él lo acusan de 53 cargos de abuso sexual, dos de corrupción agravada, dos de violación agravada y dos por violación agravada en grado de tentativa y seis cargos por difusión de pornografía.

Los hechos aparentemente ocurrieron entre 1993 y 1996, cuando era párroco de la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, en Tres Ríos de La Unión, y de la parroquia San Juan Bautista, en Patarrá de Desamparados. El excura jaló del país el 7 de enero del 2019, después de enterarse que un joven de apellido Alvarado lo denunció penalmente por supuestos abusos cuando era menor de edad.

Desde agosto del 2019, el excura está preso en México. Foto: El Universal
Desde agosto del 2019, el excura está preso en México. Foto: El Universal

Víquez fue ubicado en México por el OIJ después de que rastrearon su celular, con el que creó varios perfiles falsos en redes sociales, los cuales usaba para seguir en contacto con sus allegados en Costa Rica.

El OIJ dio la alerta a las autoridades aztecas, que lo capturaron en agosto del 2019 en Nuevo León, desde ese momento está preso en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur, que está en colonia San Mateo Xalpa, en la delegación Xochimilco, en el centro de México y alberga aproximadamente a 4.311 privados de libertad.

Víquez fue expulsado del sacerdocio por la Iglesia católica en el 2018.