Sucesos

Exfutbolista Rayner Robinson es condenado a 9 años de cárcel por tráfico de drogas

Seis hombres también fueron condenados por formar parte de una banda narco que operaba en Guanacaste

El exjugador de fútbol Rayner “Winyi” Robinson, de 44 años, fue condenado a 9 años de cárcel por formar parte de una banda narco conocida como “Los Limonenses”, la cual se dedicaba a la venta y distribución de drogas en distintos puntos de Santa Cruz, Guanacaste.

Junto a Robinson también fueron condenados otros seis hombres, entre ellos un exoficial de la Policía Turística de apellidos Álvarez, Quirós, y otro sujeto de apellidos Campos Cisneros, quienes recibieron la misma pena que el exgoleador.

Los otros cuatro sentenciados son de apellidos Viales Barton, Bustos Cholette, Joubert Sencion y Loaiza Ocampo, quienes fueron condenados a 8 años de cárcel cada uno.

Robinson y los demás miembros de la banda fueron detenidos el 26 de abril del 2018 por medio de un megaoperativo en el cual el OIJ realizó una serie de 21 allanamientos en Santa Cruz, Puntarenas y Limón. El exfutbolista fue capturado en Corales II de Limón.

Movía el balón y la droga

Durante sus años como futbolista el Winyi se acostumbró a mover la pelota por toda la cancha, pero una vez retirado, según el Ministerio Público, lo que Robinson empezó a mover fue la droga.

“Según la investigación de la Fiscalía Adjunta de Santa Cruz, durante el tiempo en que operó la organización, Robinson vivía en Limón y se encargaba de conseguir, en esa provincia, la marihuana que luego enviaba a la banda en Guanacaste”, informó la Fiscalía.

De acuerdo con las autoridades, esas drogas eran llevadas hasta Tamarindo, donde la banda tenía su centro de operaciones, sin embargo, también tenían “negocios” en otros puntos guanacastecos como Villareal, Santa Rosa, Huacas, Brasilito, Potrero y Cartagena.

Las autoridades pusieron su mira sobre el Winyi desde julio del 2014, cuando en aquel momento su familia lo reportó como desaparecido luego de que salió a pescar, pero luego apareció para llamar a su casa y decir que estaba en Panamá.

Polémico hasta el fin

Durante su carrera deportiva Robinson también vivió momentos polémicos y muy llamativos por la manera de celebrar sus goles.

El exdelantero empezó a brillar en la Asociación Deportiva Limonense, en un equipo en el que hizo una dupla tremenda con Kurt Bernand y en el que también jugaba Víctor “Mambo” Núñez.

Sus actuaciones llamaron la atención de Alajuelense y Saprissa, que en el año 2000 se pelearon por el fichaje del caribeño.

Originalmente el jugador se había comprometido de palabra para firmar con la Liga, pero a último momento cambió sus planes y se vistió de morado, club en el que estuvo un año.

Este fichaje no le dio muchos réditos al Monstruo y abrió toda una caja de Pandora, porque en la Liga se sintieron ofendidos que su archirrival les ganara el mandado de esta manera y consideraron que el Saprissa rompió un pacto de no tocar jugadores.

Por este hecho, los manudos fueron por figuras como Steven Bryce y Rolando Fonseca, quienes terminaron siendo piezas importantísimas en la Liga, mientras que Winyi dejó el Saprissa al no pegarla como se esperaba.

Posteriormente jugó con Santos de Guápiles, Herediano, Santa Bárbara, Puntarenas, San Carlos y Limón, club en el que se retiró del fútbol.

Adrián Galeano Calvo

Periodista

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.