Sucesos

Retrato hablado llevó al OIJ hasta extranjero que casi mata a novios a puñaladas

El nicaragüense de apellidos Quintana Agüero, de 19 años, fue detenido cerca del lugar del ataque

Un nicaragüense de apellidos Quintana Agüero, de 19 años y ya detenido, es sospechoso de intentar matar de varias puñaladas a una pareja de novios que disfrutaban un día de campo en una zona boscosa cerca del Monte de La Cruz, en San Rafael de Heredia.

Las víctimas fueron una mujer de apellido Rodríguez y su novio apellidado Potoy, ambos de 28 años. Ellos recibieron varias puñaladas, pero sobrevivieron.

Quintana fue detenido este miércoles 13 de octubre por investigadores del OIJ de Heredia que allanaron su vivienda en San Rafael de Heredia, cerca de donde se dio el ataque.

“Se logró el decomiso de importante evidencia para la investigación como prendas de vestir muy similares a las que usaba el día de los hechos y el teléfono celular, entre otras cosas”, informó el OIJ.

Contra el extranjero se abrirá una causa por los presuntos delitos de tentativa de homicidio y robo agravado.

Mucha violencia

El hecho por el cual Quintana fue detenido ocurrió la tarde del sábado 11 de setiembre, cuando los novios se encontraban sentados en un potrero compartiendo comida.

Detienen a sospechoso de apuñalar pareja cerca del Monte de la Cruz. Foto OIJ.

“La pareja fue abordada por un sujeto joven que con un cuchillo los despojó de sus pertenencias y los atacó en varias ocasiones, dejándolos malheridos”, detalló el OIJ.

La mujer logró salir del potrero y les pidió ayuda a algunos vecinos, su novio no podía levantarse debido a las heridas.

Según el OIJ, Potoy recibió ocho puñaladas y presentaba heridas bastante graves en el estómago, el cuello y en los dedos y tendones de la mano izquierda; su novia tenía dos heridas en el cuello, dos en el estómago y tres costillas fracturadas.

Ambos fueron llevados de emergencia al hospital de la zona.

Retrato fue clave

Luego de cinco días internados, los novios finalmente pudieron conversar con los investigadores que llevaban el caso y les dieron una descripción muy detallada del atacante.

Con los detalles se hizo un retrato hablado que les enseñaron a varios vecinos de San Rafael de Heredia, que de inmediato reconocieron a Quintana.