Silvia Coto.27 marzo
El accidente ocurrió la tarde del miércoles. Foto: Archivo LT
El accidente ocurrió la tarde del miércoles. Foto: Archivo LT

Las lesiones que sufrió Ariel Muñoz Rodríguez, de 37 años, durante el accidente de tránsito ocurrido este miércoles cuando el camión en el que viajaba chocó contra un furgón frente a la escuela de Río Claro de Guaycará, en Golfito, acabaron con su vida.

Muñoz permanecía en condición crítica en el hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón, pero perdió la batalla este jueves en la noche. Según trascendió, Muñoz fue operado, pero las lesiones finalmente apagaron su vida.

Junto al fallecido viajaba Juan Carlos Ávila, quien sigue malito en ese hospital, ya que sufrió múltiples fracturas.

El camión en el que viajaba Muñoz estaba cargado de frutas y verduras, por lo que poco después de que las autoridades trasladaron a los heridos, los vecinos se apelotaron y se llevaron los alimentos sin permiso, por lo que cuando llegaron los representantes del negocio familiar ya no había nada que recoger y tan solo les dejaron las cajas vacías en las que transportaban los productos.

Ariel Muñoz Rodríguez tenía 37 años. Foto cortesía
Ariel Muñoz Rodríguez tenía 37 años. Foto cortesía

Don Luis Alvarado, amigo de Ariel aseguró sentirse muy dolido con la noticia.

“Ese muchacho es de una familia trabajadora, de esos que madrugan y dan el máximo. Él siempre era un ejemplo para todos, desde jovencito trabajaba muy fuerte y nos duele mucho su muerte porque estaba joven y uno a veces no entiende por qué pasan estas cosas. Me duele mucho por su familia y por sus hijos, porque al final uno en vida da su mejor esfuerzo por ellos. Recuerdo que lo vi la semana pasada que pasó en su camión y nos pitamos”, dijo Alvarado.

El allegado aseguró que el hombre era amante de las motocicletas, practicaba enduro y era un gran deportista.

De momento no ha trascendió información sobre el funeral de Ariel, pues debido a la situación que vive el país debido al COVID-19, él solo podría ser despedido por sus familiares más cercanos.

Ariel era padre de tres hijos y vivía en El Tejar de El Guarco, en Cartago.