Sucesos

Familia de Curridabat vive drama por desaparición de Teo

Pequeñito es la alegría de su dueña, quien pasa por una depresión

Doña Grettel Fonseca, de Cipreses de Curridabat, cuidaba a su papá Abelino Fonseca, de 89 años, desde hace dos años, ya que padecía demencia y estaba en cama. En aquel entonces, la señora tenía una perrita chihuahua llamada Mía, que estaba viejita, tenía 15 años.

Al ser de una raza pequeña, esa edad equivalía a 76 años de una persona.

El señor falleció hace tres meses y la misma semana murió la perrita. Los dos golpes, tan seguidos, impactaron mucho a doña Grettel.

Por ese motivo su hija Emely Fonseca le compró a Teo, otro perrito chihuahua, para ayudar a levantarle el ánimo su mamá y que se sintiera más acompañada.

Sin embargo, este viernes 17 de junio Teo se les perdió y por más que lo han buscado no han tenido suerte.

El peludito es un chihuahua más pequeñito que un zapato y siempre anda con sus orejitas paradas, ladra tan fuerte como un gran danés y por eso en Cipreses de Curridabat todo mundo tiene que ver con él, pues se cree un perrotote.

Emely nos contó los días tan difíciles que están viviendo.

“Estamos destrozadas, mi mamá sufre de depresión y en un momento muy difícil que ella estaba pasando llegó Teo a la vida de ella y él fue como una luz, ahora ella está muy triste, no come, no duerme, hoy (ayer) se despertó a las cinco de la mañana a ver a todas las personas que pasaban por la casa esperando que alguien le traiga a Teo”, dijo la joven.

Doña Grettel cuidaba al papá de ella desde hace dos años, ya que padecía demencia y estaba en cama, en aquel entonces, ella tenía otra chiguagua llamada Mía, la cual tenía 15 años de estar con la familia.

El señor falleció hace tres meses y la misma semana murió la perrita. Los dos golpazos la afectaron mucho, pues fueron en muy corto tiempo.

Como el peludito es el rey de la casa, andaba por todo lado; sin embargo, sus dueñas no saben si fue que se lo robaron o si se salió por las rejas. Eso sí, en el video de una cámara de seguridad se ve que un señor lo lleva abrazado, no saben si fue que se lo encontró.

Ellas han pegado volantes, han compartido la foto del perrito en las redes sociales y en los grupos de WhatsApp, además han salido por toda la comunidad a buscarlo y nada.

“En la casa tenemos otro perrito que se llama Max y está muy triste, porque jugaba mucho con Teo, los juguetes favoritos de Teo son una cobija y un zapato que se pasa comiendo y los tenemos aquí esperando poder encontrarlo.

“Le encantaba hacer travesuras y andar corriendo por todo lado, mi mamá siempre lo andaba como un bebé, cuando se puede se me sube en el cuello y se duerme y nos pasa dando besos todo el día”, agrega.

Doña Grettel y su hija Emely confían en que Teo esté en la casa de alguna persona de buen corazón que lo está ayudando porque lo vio perdidito.

“Nosotros le pedimos con todo el corazón a la persona que lo encontró que nos lo devuelva, no vamos a hacer preguntas, más bien estamos ofreciendo una recompensa, pero para nosotros es urgente recuperarlo”.

La familia pide que si alguien conoce al señor del video, que por favor le avisen que ellas andan buscando al perrito.

Teo es beige y en sus dos patitas delanteras tiene como botitas blancas que lo hacen verse distinto a otros perritos de la misma raza.

“No perdemos la fe y agradecemos la ayuda que nos puedan dar para encontrarlo”.

Si usted sabe algo de esta ternurita puede comunicarse con la familia a los teléfonos 7098-8740 o al 7060-5261.

Silvia Coto

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.