Por: Silvia Coto, Fernando Gutiérrez.  11 febrero
Afortunadamente, Thiago está bien de salud. Foto: MSP
Afortunadamente, Thiago está bien de salud. Foto: MSP

La familia del pequeño Thiago Fonseca Rivera, de tres añitos, visitará a la Negrita de Los Ángeles para agradecerle porque el pequeño apareció sano y salvo, después de pasar 15 horas desaparecido.

"Nos sentimos muy felices de que Thiago apareciera bien, fue un susto terrible el que vivimos, una angustia. Vamos a ir a darle las gracias a la Virgen de los Ángeles por este milagro", dijo Ricardo Granados, papá del menor.

El niño aprovechó que su hermana dejó la puerta abierta y a eso de las 5 de la tarde se salió de la casa, ubicada en el barrio Mata de Guineo, en Santiago de Paraíso en Cartago.

Ante la angustia, los padres del pequeño, quien es autista, alertaron a la Policía y cerca de 40 personas entre baquianos y oficiales se sumaron por horas a la búsqueda en esa zona montañosa.

Incluso, el ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata, mandó un helicóptero.

!Apareció!

Este domingo la búsqueda reinició a las 5 de la mañana y a las 8:35 a.m. la angustia se convirtió en alegría.

Don José Olivares andaba en uno de los dos grupos, él estaba muy angustiado por la desaparición del niño ya que el menor tenía muchas horas perdido.

Don José Olivares fue quién encontró al pequeño. Foto: Fernando Gutiérrez
Don José Olivares fue quién encontró al pequeño. Foto: Fernando Gutiérrez

"Íbamos a agarrar otro rumbo cuando vi una zanja como de dos metros y me entró la corazonada de que a lo mejor estaba ahí. Entonces bajé, me asomé y lo vi llorando. Yo me quedé como en shock, no podía ni hablar ni moverme, con las manitas él estaba tratando de agarrarse de una piedra para salir, lloraba y lloraba", dijo don José.

El baquiano asegura que empezó a gritarles a sus compañeros para que se devolvieran.

"Yo lo saqué de la zanja, pero él estaba como si nada, solo lloraba. Todos nos pusimos felices porque el chiquito estaba a 25 metros del río Púcare, si el hubiera caído al cauce seguro muere ahogado, es una bendición encontrarlo con vida", dijo el agricultor.

La jefa de la Fuerza Pública de Paraíso, Lucrecia Alvarado, comentó que el niño tenía un arañazo en un cachete y la ropita mojada.

El pequeño apareció dentro de una zanja de dos metros. Fotos: Fernando Gutiérrez
El pequeño apareció dentro de una zanja de dos metros. Fotos: Fernando Gutiérrez

"De su casa hasta el lugar donde apareció, el menor caminó cuatro kilómetros entre trillos, cafetales y chayoteras. El lugar exacto donde apareció está a 900 metros de la plaza de fútbol de Santiago", dijo Alvarado.

Lágrimas de alegría

El papá del chiquito lloró de la felicidad cuando le avisaron que lo habían encontrado y cuando lo vio lo abrazó fuertísimo.

El ministro de Seguridad ordenó que el helicóptero del Servicio de Vigilancia Aérea llegara hasta la plaza de Santiago para llevar a Thiago al Hospital Nacional de Niños, para que fuera valorado por el personal médico.

El niño solo tenía un poco de hipotermia ya que pasó muchas horas a la intemperie y durante la madrugada llovió.

Más de 40 personas participaron en la búsqueda. Foto: MSP
Más de 40 personas participaron en la búsqueda. Foto: MSP

Don Ricardo aseguró que él y su familia pasaron la noche más angustiante de sus vidas, pensando en todo lo que le podía pasar al pequeño.

"La verdad yo pensé lo peor, pero gracias a Dios mi hijo está bien. Aquí hay mucha culebra, además llovió e hizo mucho frío. Él va estar bien, no sufrió nada más que el frío, estoy muy agradecido con el Ministro de Seguridad por la ayuda, también con los policías y con toda la gente que se preocupó y vino a buscarlo con nosotros, además a toda la gente que estaba rezando por nuestro hijo", dijo el agradecido papá.