Keyna Calderón.11 noviembre, 2020
Esteban era padre de una niña de 10 años y un chiquito de 7 años. Foto cortesía.
Esteban era padre de una niña de 10 años y un chiquito de 7 años. Foto cortesía.

El guarda Esteban Guido Leiva, de 33 años, se convirtió en una víctima más de los accidentes de tránsito.

Guido perdió la vida después de que la motocicleta que conducía fue golpeada por un carro.

El fatal hecho ocurrió este martes 10 de noviembre a las 5:30 de la tarde en barrio Luján, San José, 200 metros al oeste de la clínica Carlos Durán.

La muerte de Esteban es el segundo golpe que sufre su familia en menos de tres años, ya que la mamá había fallecido por problemas de salud.

“Él era el alma de nuestras fiestas, siempre estuvo alegre, feliz, más que un tío él era mi mejor amigo. En tres años ya perdimos a nuestra abuela, que era nuestra otra mamá y ahora a nuestro tío”, dijo Jonathan Monge, sobrino de Esteban.

“Él dejó una gran huella en nuestros los corazones”, dijo Jonathan Monge, sobrino de Esteban.

Monge contó que el accidente ocurrió poco después de que su tío salió de su casa, en Guadalupe de Cartago, para dirigirse a su lugar de trabajo en el centro de San José. Las autoridades aún no han determinado cómo sucedió la tragedia.

"Él era guarda de seguridad en una empresa desde hace aproximadamente ocho meses y mas o menos ese era el tiempo que tenía de haber comprado la moto.

Nunca había tenido un accidente y menos así de grave, solo una vez nos resbalamos en moto por Tucurrique, pero solo fueron raspones", recordó el sobrino.

Jonathan contó que su tío era padre de una niña de 10 años y de un chiquito de 7 añitos, a quienes chineaba y amaba con todo el corazón.