Silvia Coto, Reiner Montero.5 mayo
El OIJ se mantuvo durante siete horas realizando una inspección y el levantamiento del cuerpo. Foto: Reiner Montero
El OIJ se mantuvo durante siete horas realizando una inspección y el levantamiento del cuerpo. Foto: Reiner Montero

El cuerpo de un hombre identificado por el OIJ como Douglas Sánchez Ramírez, de 33 años, que estaba desaparecido desde el sábado pasado, fue encontrado enterrado la noche del lunes 4 de mayo en Cariari de Pococí.

El hallazgo se reportó a las 7 de la noche, después de que los familiares del nicaragüense lo buscaron en la propiedad ubicada en San Jorge de La Roxana.

Al parecer, la última vez que el hombre fue visto le pidió a su jefe que le prestará la moto para ir a San Jorge, pues vería a una mujer, incluso, se dice que Sánchez le dijo a su familia que regresaría en una hora porque era un mandado rápido; sin embargo, se desconoce con exactitud la razón por la que la mujer lo citó.

El lugar a donde el hombre iba está rodeado de plantaciones de banano.

Los familiares, al ver que no regresaba, decidieron la tarde del domingo salir a buscarlo, ellos pusieron la denuncia ante las autoridades judiciales el lunes; sin embargo, trascendió que la tarde del lunes recibieron una llamada anónima en la que les dijeron dónde estaba exactamente el cuerpo del extranjero.

Los allegados fueron a la delegación de la Policía para pedir que los acompañaran y después de caminar por 10 minutos dieron con una tierra que se notaba que fue removida recientemente.

El cuerpo estaba enterrado ahí y el hueco fue tapado con tierra, con hojas de plátano y cal, esta última sustancia para evitar los malos olores y para que se desintegrará más rápido.

El OIJ detalló que el hombre tenía muchas heridas de cuchillo en el cuello y piernas.

Las autoridades presumen que el robo de la moto podría ser la causa del asesinato, pues no apareció.

El cuerpo fue levantado pasada las 2:30 de la mañana de este martes, los agentes durante todo el día porque inspeccionaron la finca en busca de más evidencias que permitan determinar lo ocurrido.

Según trascendió, el hombre trabajaba como cuidador en una parcela y tenía varios años de vivir en el país.