Rocío Sandí.22 junio, 2018
Los hijos de Ladislao Padilla le había comprado el carrito hace tres meses. Foto: Pegando porte
Los hijos de Ladislao Padilla le había comprado el carrito hace tres meses. Foto: Pegando porte

Los familiares de don Ladislao Padilla Mora no quieren saber nada del carro en el que murieron el señor de 61 años, la esposa y la suegra.

William Padilla, hijo de don Ladislao, dijo que el vehículo está aún en el Complejo de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y que solo el hecho de pensar en el auto les causa dolor.

Lo más irónico del caso es que ese vehículo se lo habían comprado los hijos hace tres meses para que él pudiera movilizarse sin depender del transporte público.

Don Lao, como le decían de cariño, fue sepultado este viernes en San Miguel de Desamparados en medio de la música de un mariachi y de rosas, cosas que al señor le gustaban mucho.

Los cuerpos de las otras dos víctimas, Martha Patricia Salmerón (esposa de Padilla) y Rafaela Salmerón (mamá de Martha), salieron este viernes a las 6 de la mañana para Nicaragua.

El chofer iba tan rápido que perdió el control y pegó contra el borde de una cuneta. Foto: Mayela López.
El chofer iba tan rápido que perdió el control y pegó contra el borde de una cuneta. Foto: Mayela López.

Ellas eran oriundas de un pueblo que está al norte de Ciudad Darío, en Matagalpa, y allá las sepultarán.

El día del accidente, miércoles 13, viajaban también en el carro Luis y Verónica Salmerón, hermanos de Martha. Luis salió del Hospital San Juan de Dios el mismo día del accidente porque solo sufrió golpes leves; Verónica sufrió fracturas en la pierna y brazo izquierdos y en la clavícula.

La tragedia ocurrió a las 11:50 a. m., frente al depósito de materiales El Lagar, en las cercanías del cruce que divide San Miguel de Desamparados y San Rafael Arriba.

Según dijo la sobreviviente, don Lao aceleró unos 300 metros antes del lugar donde se dio el choque contra una cuneta y dijo que le precisaba llegar a la casa porque tenía mucha hambre.

William contó que el papá era diabético y cree que ese día sufrió algún tipo de descompensación que lo descontroló.

Don Lao fue durante muchos años chofer de bus, pero los problemas de salud lo obligaron a retirarse. Foto: Cortesía de William Padilla.
Don Lao fue durante muchos años chofer de bus, pero los problemas de salud lo obligaron a retirarse. Foto: Cortesía de William Padilla.