Rocío Sandí.Hace 6 días

Un grupo de amigos alquilaron una finca y armaron una fiesta en la que hasta acamparon.

Sin embargo, mientras todos compartían, dos de los muchachos tuvieron un pleito que se salió de control.

El homicidio se dio en una finca privada. Foto: Alexander Brenes Acuña.
El homicidio se dio en una finca privada. Foto: Alexander Brenes Acuña.

Los testigos les dijeron a los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que Marco Vinicio Fallas Vargas, de 19 años, discutió con un joven de apellido Cordero, también de 19 años.

La pelea fue subiendo de tono y en determinado momento Cordero sacó un cuchillo e hirió a Fallas en una pierna, luego escapó.

Los jóvenes que estaban en la fiesta sacaron a Marco Vinicio hasta la calle principal para que fuera atendido por los paramédicos de la Cruz Roja, pero cuando ellos llegaron ya el muchacho había muerto.

En apariencia el muchacho se desangró, sin embargo será la autopsia la que determine las causas de la muerte.

Cantaron al agresor

Rándall Picado, director de la Fuerza Pública de San José, dijo que a eso de las 11:20 de la mañana lograron arrestar al sospechoso cerca de la casa en la que vive, en Acosta.

“Las personas que estaban en la actividad lo identificaron plenamente. Luego de la captura fue llevado a las oficinas de la Fiscalía para que sea indagado y se determine si efectivamente tuvo participación en el ataque”, expresó el jefe policial.

“El lugar donde se dio el ataque es un terreno complicado, se ubica a unos cinco kilómetros de la calle principal y como es una zona montañosa se tarda aproximadamente una hora en llegar”, agregó.

Los investigadores judiciales entrevistaron a los familiares de Marco y a las otras personas que estuvieron en la fiesta para determinar si los muchachos habían tenido problemas anteriormente.

Datos de la Policía Judicial dicen que en lo que va del año en San José han ocurrido 51 homicidios y este es el primero que se da en Acosta.

El cantón que más muertes violentas ha tenido es el central de San José con 17, seguido de Goicoechea con siete y Desamparados con seis.

Randall Picado, jefe policial: En un principio se manejó la versión de que el ataque se debió a un asalto, pero luego eso se descartó.