Rocío Sandí.25 enero

La Fiscalía acusó al alcalde de San José, Johnny Araya; al exmagistrado Celso Gamboa y la fiscala adjunta Berenice Smith Bonilla, por el delito de presunto tráfico de influencias.

Además de explicar los cargos al Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública, el Ministerio Público pidió la apertura del juicio.

Johnny Araya, Celso Gamboa y Berenice Smith fueron acusados por el delito de tráfico de influencias. Foto: Grupo Nación.
Johnny Araya, Celso Gamboa y Berenice Smith fueron acusados por el delito de tráfico de influencias. Foto: Grupo Nación.

“No voy a dar declaraciones por consejo de mis abogados, lo único que quiero decir es que estoy preparado para probar de manera contundente que yo no recibí ningún beneficio indebido. Me parece que no tiene ninguna explicación este proceso, pero estoy preparado para demostrar que no recibí ningún beneficio indebido”, enfatizó Araya.

La fiscala general, Emilia Navas, abrió en noviembre del 2017 dos expedientes contra Araya, Gamboa y Smith, ya que los dos últimos habrían, supuestamente, borrado el nombre del alcalde de un expediente en el que se le investigaba por el presunto delito de influencia contra la hacienda pública.

Aunque la causa en la que figuraba Araya fue sobreseída, es decir, salió bien librado, esto le habría permitido aparecer sin investigaciones judiciales pendientes para las elecciones municipales del 2016.

Para esta investigación se abrieron dos expedientes, uno contra Gamboa y el otro contra Araya y Smith. Esto se debe a que Gamboa gozaba en ese momento de inmunidad por el cargo de magistrado que desempeñaba; sin embargo, el delito presuntamente cometido es el mismo.

“Estoy preparado para probar de manera contundente que yo no recibí ningún beneficio indebido”, Johnny Araya, alcalde de San José.
Araya asegura estar tranquilo y dice que él no hizo nada indebido. Foto: Jeffrey Zamora.
Araya asegura estar tranquilo y dice que él no hizo nada indebido. Foto: Jeffrey Zamora.
Problemática carta

Cuando se dieron los supuestos hechos, Smith era la fiscala adjunta de Probidad y ella recibió una carta del alcalde en la que supuestamente pedía que se actualizaran los datos en el sistema para que se eliminara su nombre.

El 6 de enero del 2016, un día después de que Smith al parecer recibió la solicitud de Araya, la fiscala Natalia Rojas habría respondido que, siguiendo instrucciones superiores, se iba a proceder a actualizar el sistema.

Alfonso Ruiz, abogado del alcalde Araya, dijo que en ningún momento su representado recibió un favorecimiento indebido.

"Don Johnny fue investigado por la Fiscalía, pero nunca fue indagado por lo que no fue imputado. La petición que él hizo de que se aclarara en el sistema que él estaba en calidad de denunciado y no de imputado fue correcta.

“Yo creería que contra don Johnny no hay elementos suficientes para un juicio. En cuanto a lo que pasó en el Ministerio Público sobre las actuaciones de don Celso Gamboa, doña Berenice Smith, entre otras personas, a nosotros no nos consta”, aseguró el abogado.

2 años lleva la investigación contra los tres sospechoso.