Adrían Galeano Calvo.20 febrero, 2018
El bicho es investigado por varios delitos. Archivo
El bicho es investigado por varios delitos. Archivo

Ziad Akl, hermano del libanés asesinado en Escazú en marzo del 2017, se quedó con las ganas de disfrutar de la libertad que le había otorgado una jueza, ya que este martes la Fiscalía consiguió que el bicho fuera devuelto a La Reforma.

El Ministerio Público dio a conocer que se llevó a cabo una audiencia en donde apelaron la libertad que se le dio a Akl, a quien solamente le habían puesto medias como entregar su pasaporte y firmar cada 15 días.

El esfuerzo de la Fiscalía les rindió frutos porque el Tribunal de Pavas terminó dándoles la razón y se trajo abajo la decisión de la jueza y le recetó tres meses más de prisión preventiva al bicho, quien seguirá guardado en el tabo.

La liberación del extranjero, que se dio el pasado 16 de febrero, generó roncha principalmente en Gustavo Mata, ministro de Seguridad Público, quien incluso le ordenó a Migración que detuviera a Akl para así pulsear su deportación.

Sin embargo, la jueza Rodríguez no le dio pelota al ministro y más bien le ordenó que soltara al sujeto y que, además, le dieran un permiso especial para que permaneciera en el país durante los próximos meses mientras es investigado.

A pesar de lo dicho por la jueza, la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada se pellizcó y presentó la mencionada apelación, la cual le terminó dando el resultado esperado.

Cabe recordar que Ziad Akl es investigado por los delitos de tentativa de homicidio, extorsión, privación de libertad y asociación ilícita.

Según dio a conocer el OIJ, todos estos cargos se desprenden de los negocios a los que se dedicaba él y su hermano Elías, basado en prestar diversas cantidades de dinero en el método conocido como “gota a gota” y agredir violentamente a aquellos que no les pagaran a tiempo.