Adrían Galeano Calvo.14 diciembre, 2020
Emilia Navas, Fiscala General, dijo que la investigación ya había finalizado y ahora iban a tomar una decisión final. Fotos Alonso Tenorio
Emilia Navas, Fiscala General, dijo que la investigación ya había finalizado y ahora iban a tomar una decisión final. Fotos Alonso Tenorio

El Cementazo podría morir o revivir con este fin año 2020 ya que el Ministerio Público tomaría una decisión final sobre el famoso caso antes de que termine el 2020.

Entre las opciones que existen están que se presente una acusación con solicitud de juicio o pedir que el caso sea archivado por falta de pruebas.

Así lo dio a conocer este lunes 14 de diciembre Emilia Navas, fiscala general, en el programa de radio Frecuencia MP, en el cual aseguró que el sonado caso está en la recta final.

“Entre agosto y setiembre de este año se había finalizado la etapa preparatoria, estábamos analizando toda la prueba que se logró recabar y estábamos formulando el requerimiento final que va a ser presentado a la Fiscalía de Probidad a finales de este mes para su análisis.

“Ya este año queda finalizado eso y para el próximo año esperaríamos el visto bueno por parte de la Fiscalía de Probidad Transparencia y Anticorrupción de la decisión final que se vaya a tomar”, dijo Navas, siempre y cuando no quede archivado el caso este año.

Al consultarle al Ministerio Público a qué se refería Navas con “requerimiento final”, indicaron que esto podría tratarse de una acusación, un sobreseimiento, o archivo fiscal, pero la fiscala no quiso revelar más detalles.

En la entrevista, doña Emilia explicó que la investigación del Cementazo ha tardado más de tres años debido a que es uno de los casos más complejos en la historia del país.

“Por primera vez miembros de los tres supremos poderes de la República estaban involucrados en estos hechos de corrupción, además se debe tomar en cuenta el número de imputados, el monto defraudado, la necesidad de traer prueba del exterior y la trazabilidad del dinero que se sustrajo y se le dio mal uso”, agregó Navas.

El lunes 2 de noviembre de este año el empresario del cemento Chino, Juan Carlos Bolaños, quedó en libertad luego de cumplir tres años de prisión preventiva (tiempo máximo establecido por la ley), como sospechoso por este caso.

Actualmente Bolaños cumple con las medidas de firmar una vez al mes, no salir del país y evitar cualquier contacto con los testigos.