Silvia Coto.16 abril
Los boteros al ver a los oficiales no se acercan y se regresan a Nicaragua. Foto: MSP
Los boteros al ver a los oficiales no se acercan y se regresan a Nicaragua. Foto: MSP

Los oficiales lanzaron una especie de trasmallo en la frontera norte, porque además de pescar a nicaragüenses ilegales tratando de entrar al país, también enredaron casos de contrabando, tráfico y drogas.

Más de 5000 extranjeros no han podido ingresar. Foto: MSP
Más de 5000 extranjeros no han podido ingresar. Foto: MSP

Los patrullajes en la zona norte se mantienen las 24 horas, en los puntos del cordón fronterizo de los cantones de Sarapiquí, Heredia y San Carlos, como parte de las medidas del Gobierno para luchar contra el coronavirus.

El comisionado Raúl Rivera comentó que en Sarapiquí es uno de los puntos donde los operativos permiten restringir la entrada de los ilegales, pues es uno de los puntos vulnerables por donde los extranjeros ingresan en botes por sectores que van hacia la montaña.

A los conductores les piden la licencia y les revisan los vehículos. Fotos: MSP
A los conductores les piden la licencia y les revisan los vehículos. Fotos: MSP

“En ese sentido se tienen controles de carretera y recorridos en sectores como La Aldea, Fátima, monumento a La Trinidad. Boca Sarapiquí, caño Las Marías, caño La Tigra, Fátima, Desembarcadero Rugama, Cruce de Cipriano, Tambor, Remolinito, Cureña, Palo Seco. En estos lugares se realizan acciones policiales tendientes a evitar el ingreso de personas de forma irregular de Nicaragua”, dijo Rivera.

Por esta zona están caminando oficiales la Policía de Fronteras, de la Policía Profesional de Migración, agentes del OIJ y guardaparques del MINAE.

Seguridad Pública también informó que los patrullajes son de día y de noche, en alejados puntos de la frontera norte, revisando tanto pasos habilitados como puntos escondidos entre la montaña, quebradas y ríos, utilizados por coyotes para el tráfico de personas indocumentadas provenientes mayoritariamente de Nicaragua.

Todas las personas son consultadas para descartar que tengan pendientes con las autoridades. Foto: MSP
Todas las personas son consultadas para descartar que tengan pendientes con las autoridades. Foto: MSP

La Policía asegura que muchos líderes de las distintas comunidades se han sumado a la lucha por proteger las fronteras y se mantienen en contacto por WhatsApp con las autoridades, sobre todo en comunidades como Remolinito, El Recreo y Boca Tapada, donde solo se llega con carros todo terreno o botes.

Los finqueros incluso colaboran con los oficiales, dándoles algunas rutas por las que han visto pasar a los extranjeros.

En las noches y madrugadas los policías frenan todos los intentos de ingreso. Foto: MSP
En las noches y madrugadas los policías frenan todos los intentos de ingreso. Foto: MSP
De todo

En las revisiones han encontrado licores de contrabando y varias cantidades pequeñas de droga.

Don Juan Luis Mendoza, vecino de Cureña de Sarapiquí, contó que él nació en esa comunidad y que se siente tranquilo de ver tanto policía.

“Por este lado vienen muchos nicaragüenses, casi todos de paso, porque aquí uno tiene su finquita y cada quien trabaja en la tierra que tiene, no se mete uno con nadie, en todos los años de vida míos nunca había visto esta cantidad de policías aquí, uno se siente en paz porque andan ayudándonos para que no entren personas que puedan traer ese coronavirus, pero cómo en Costa Rica uno no está acostumbrado, sí se pone uno nervioso de ver a los oficiales con esas armas”, dijo don Juan.

Mendoza asegura que cada vez que ve a los oficiales le dice a su esposa que salga para que les de café.

“Aquí hace mucho calor y usted se toma un café y se compone, pero esos policías están caminando mucho.

"Ayer yo tuve que salir donde una hermana a traer unas pastillas para le presión, que se me acabaron y me pararon tres veces para pedirme la cédula y me preguntaron para dónde iba, pero está bueno todo esto, porque ahorita necesitamos cuidarnos”, dijo el agricultor.

Este jueves varios oficiales anduvieron por la vereda del río Sixaola, en Limón, cuidando de ese lado.

Los finqueros se han mostrado muy colaboradores con las autoridades. Foto: MSP
Los finqueros se han mostrado muy colaboradores con las autoridades. Foto: MSP