Adrían Galeano Calvo, Reyner Montero.8 septiembre
Los plomazos se escucharon a eso de las 10 de la noche del sábado Foto Reyner Montero.
Los plomazos se escucharon a eso de las 10 de la noche del sábado Foto Reyner Montero.

Un hombre se llevó un soberano susto cuando estaba apunto de prenderse un cigarrillo se le iluminaron los ojos al descubrir que muy cerca de él se encontraba el cuerpo de de una víctima de asesinato.

El hecho ocurrió este sábado a eso de las 10 de la noche en la comunidad de Los Lirios de Sarapiquí, en Heredia, específicamente en un parquecito ubicado al frente del bar La Carabina.

La Policía Judicial identificó al fallecido como Olger Luis Montiel Valle, de 23 años, vecino de esa misma localidad.

De acuerdo con la versión del OIJ, a la hora mencionada se escucharon varios plomazos, lo que provocó que algunos curiosos salieran del bar para ver qué sucedía, sin embargo, no vieron a nadie.

Minutos después de los balazos un hombre, cuya identidad no trascendió, salió del local para fumarse un cigarro, pero en lugar de hacerlo cerca de la entrada decidió irse a sentar en uno de los quioscos del parquecito.

Cuando el fumador encendió el cigarro descubrió el cuerpo de Olger, quien estaba tirado dentro de ese mismo quiosco.

Los agentes de la Policía Judicial, que se encargaron de la escena, confirmaron que Montiel falleció debido a un certero plomazo que le pegaron en la cabeza.

Aunque no se tiene claro como sucedió el ataque, las autoridades presumen que el gatillero habría huido por el mismo parque.

De acuerdo con datos estadísticos del OIJ, hasta este sábado 7 de setiembre se registran 6 homicidios en Sarapiquí, tomando en cuenta este de Montiel Valle.