Rocío Sandí, Alfonso Quesada.9 noviembre
En los supermercados de la cadena BM, localizados en la zona sur, se cayeron algunos productos. Foto Alfonso Quesada.
En los supermercados de la cadena BM, localizados en la zona sur, se cayeron algunos productos. Foto Alfonso Quesada.

Algunos gallos de la zona sur “anunciaron” que iba a temblar ocho horas antes de que se viviera el fuerte meneón que sacudió el país este viernes en la madrugada.

Según contaron algunos lugareños, este jueves a las 7 de la noche más de uno de estos animales empezó a cantar pese a que ya hasta estaban subidos en los árboles en los que duermen.

El extraño comportamiento hizo a los vecinos pensar que podría acercarse un meneón de esos bravos. Y así fue.

Dinora Morales, vecina de San Vito de Coto Brus, contó que ella y varios familiares estuvieron comentando esa situación en un chat de WhatApp.

“Ayer (jueves) mis hermanas contaron que los gallos estaban cantando en la pura noche y yo les dije que ojalá no fuera que iba a temblar duro. Hoy (viernes) en la madrugada, después del temblor, empezamos a comentar que de seguro los gallos sí habían cantado por eso”, relató.

Los gallos se pusieron a cantar el jueves a las 7 de la noche. Foto Diseño La Teja.
Los gallos se pusieron a cantar el jueves a las 7 de la noche. Foto Diseño La Teja.

Según informó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) el movimiento se dio a las 3:20 a. m., tuvo una magnitud de 5.7 grados y se dio 10,6 kilómetros al norte de Puerto Jiménez. La institución detalló además que tuvo una profundidad de 10 kilómetros.

Por su parte, la Red Sismológica Nacional (RSN) informó en sus redes sociales que el sismo fue de 5.9 grados, a una profundidad de 29 kilómetros y lo localizó 9 kilómetros al noreste de Puerto Jiménez.

El meneón fue sentido en la zona sur del país con gran intensidad y en zonas del Valle Central y Limón un poco más leve.

Tremendo susto

Rocío Sánchez, vecina Golfito, contó que ella sintió mucho temor y hasta se levantó.

“Me asusté mucho y mejor salí de la casa porque sonó muy raro, pensé que me iba a caer encima y por eso mejor agarré a mis dos hijos y los puse a salvo”, contó.

Las autoridades no reportaron personas heridas ni casas o edificios dañados, pero en algunos hogares y comercios sí se cayeron cosas.

La CNE hizo un recorrido por Santa Clara Vieja de San Vito de Coto Brus, para ver si el temblor había generado más daños. Foto Alfonso Quesada.
La CNE hizo un recorrido por Santa Clara Vieja de San Vito de Coto Brus, para ver si el temblor había generado más daños. Foto Alfonso Quesada.

Julio Madrigal, geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), estaba cerca de Santa Clara Vieja de San Vito de Coto Brus, cuando tembló ya que desde el domingo pasado se han estado dando deslizamientos que obligaron a 13 familias a dejar sus viviendas.

“Después del sismo fuimos a hacer una valoración del terreno afectado, pero en realidad no hubo un desplazamiento grande de material. Al parecer, lo que más ha agilizado los movimientos de tierras son las lluvias”, explicó.

Pese a eso Madrigal dice que no se descarta que en los últimos días se hayan dado pequeños meneones imperceptibles para la población que ayudaran a que se dieran los deslizamientos y se agrietaran los terrenos.

Durante este viernes se dieron réplicas del sismo principal.