Adrían Galeano Calvo.2 marzo
Michael Soto, Ministro de Seguridad se presentó ante los diputados junto a Daniel Calderón director general de Fuerza Pública y Erick Lacayo, director general de la Academia Nacional de Policía. Foto cortesía.
Michael Soto, Ministro de Seguridad se presentó ante los diputados junto a Daniel Calderón director general de Fuerza Pública y Erick Lacayo, director general de la Academia Nacional de Policía. Foto cortesía.

Dos oficiales de la Fuerza Pública fueron detenidos porque son sospechosos de participar en el robo de armas que se dio el sábado 27 en la Academia Nacional de Policía, en La Rita de Pococí.

Ellos habrían facilitado el ingreso de cuatro hombres armados a las instalaciones durante la madrugada.

Uno de apellido Madrigal fue detenido en Hatillo, al frente de la casa de un familiar al que visitaba. El otro detenido es de apellido León y lo agarraron en Guápiles, frente a su casa.

La información fue confirmada por Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, este martes durante su comparecencia ante la Comisión Permanente Especial de Seguridad y Narcotráfico de la Asamblea Legislativa.

“Hay dos oficiales detenidos que estaban de servicio en la Academia esa noche, la investigación del Ministerio Público los vincula con el hecho”, dijo Soto.

“Esto no me hace feliz, que sean oficiales nuestros, pero en honor a la justicia se debe informar que hubo participación de oficiales nuestros”, explicó el ministro.

“El 99.9% de nuestros funcionarios son gente trabajadora y honesta, pero lamentablemente como ocurre en todas las policías del mundo tenemos problemas de corrupción”, dijo Michael Soto, ministro de Seguridad.

Soto fue convocado por los diputados para que diera explicaciones por el robo de las armas.

Las armas robadas fueron 10 fusiles de asalto AR15, 15 pistolas 9 milímetros, fundas para armas de fuego, cinco chalecos antibalas, cuatro radios de comunicación, 215 municiones de 9 milímetros, 579 municiones para fusil de asalto AR15, un juego de esposas y 18 cargadores

Las armas fueron encontradas dentro de una casa a 3,8 kilómetros de la Academia Nacional de Policía. Foto Archivo.
Las armas fueron encontradas dentro de una casa a 3,8 kilómetros de la Academia Nacional de Policía. Foto Archivo.

“Es un tema que para nosotros fue doloroso, complicado y bochornoso, desde que se nos informó desplegamos todos nuestros recursos y esfuerzos hacia Guápiles”, dijo Soto.

Maleantes bien informados

La detención de los dos oficiales confirma lo que se sospechaba desde el propio sábado, que era la participación de gatos caseros en el robo.

“Estas personas (los ladrones) llegaron directo al lugar donde estaban los lockers especiales de metal, los sujetos sabían a dónde ir, a quién debía buscar e incluso llevaban sacos para llevarse las armas”, mencionó el ministro.

Soto admitió que la Academia Nacional de Policía no cuenta con toda la seguridad que ellos desearían ya que, por cuestiones económicas, ni siquiera tienen suficientes cámaras de seguridad.

“Había ocho personas esa noche en la seguridad del recinto, que si son pocos o muchos, son personas que tenían todo un procedimiento de patrullaje que fue vulnerado”, explicó.

Las armas robadas fueron recuperadas por el OIJ el domingo 28 luego de que las autoridades policiales allanaran dos viviendas en la comunidad de El Nido II, en La Rita de Pococí, a 3,8 kilómetros de la Escuela de Policía.

Durante el operativo los agentes detuvieron a un nicaragüense de apellido Espinoza, a quien investigan por el hecho.